• Actualidad Nacional
  • 26 de Jul, 2017

El ecommerce europeo creció un 15% en 2016

El comercio online continúa creciendo en Europa, y lo hace de manera muy significativa en el sur del continente. Así lo confirma la última edición del informe European Ecommerce, presentado ayer por Ecommerce Europe, EuroCommerce y la Ecommerce Foundation, según el cual, el volumen de negocio del ecommerce europeo se incrementó un 15% en 2016 hasta alcanzar los 530 billones de euros. Se espera que esta cifra seguirá aumentando, y que en 2017 el comercio electrónico B2C podría alcanzar los 602 billones de euros, un 14% más que el año pasado.

El número de empresas europeas que venden productos y servicios online asciende al 77%. A la cabeza se sitúa Europa Occidental, con Reino Unido en la primera posición, copando el 33% de las ventas. De hecho, son esos mercados más maduros los que concentran el mayor porcentaje de consumidores que ya compran online: un 87% en Reino Unido, un 84% en Dinamarca y un 82% en Alemania, mientras, en el extremo opuesto, se sitúan países como Rumanía, Macedonia o Bulgaria. No obstante, es en los países de Europa central y del este donde se detecta el mayor incremento en ventas en ecommerce en 2016. Por ejemplo, en Rumanía, las ventas subieron un 38%, y en Eslovaquia y Estonia, un 35%.

El estudio destaca asimismo las oportunidades que el comercio electrónico está ofreciendo a las empresas y los consumidores en lo que al comercio transfronterizo se refiere. De hecho, el 33% de los compradores online adquirió bienes o servicios en un país diferente al propio. Destaca el impacto que este tipo de compras tiene en Luxemburgo, Rusia y Suiza, donde supera el 60% de las adquisiciones online.

En lo que respecta a las empresas, Amazon encabeza el mercado en Europa occidental, con un volumen de ventas online de 38 billones de euros en 2016, muy por delante de su inmediato competidor, Zalando, que registró ventas por valor de 2,3 billones de euros en el mismo periodo.

Finalmente, el estudio European Ecommerce revela cuáles son las principales dificultades con las que se encuentran los consumidores europeos en el proceso de compra online, confirman que las quejas más habituales tienen que ver con los tiempos de entrega de los envíos, los fallos técnicos y la entrega de productos dañados.

El ecommerce y la digitalización de los sectores retail y de venta al por mayor están creando nuevas oportunidades y modelos de negocio, empleo y nuevas formas de interactuar con los consumidores. Cada vez son más los consumidores y las empresas que compran y operan online; de hecho, ambas partes comienzan a combinar lo online y lo offline de una manera natural”, ha señalado Christian Verschueren, director general de EuroCommerce. “La UE tiene que apoyar e impulsar estos desarrollos y permitir a los consumidores y a las empresas sacar el máximo partido a un mercado que alcanza a 500 millones de europeos. Europa puede convertirse en epicentro del ecommerce, pero aún tenemos mucho trabajo por hacer para conseguirlo”.

Si quieres compartir...