• raqueta
  • 05 de Jul, 2017

Rossignol arranca su apuesta por el pádel

Como ya avanzó hace algunos meses Tradesport, la marca francesa Rossignol apuesta fuerte por el pádel. Este nuevo proyecto, que verá la luz este julio, y complementa la estacionalidad propia del negocio de fabricación de esquís, tendrá su base en la fábrica de Artés (Barcelona), donde se producirá la colección completa de palas. La marca aprovechará su know how en la fabricación de esquís para desarrollar palas con un alto componente tecnológico.

El objetivo de la compañía francesa es posicionarse en el mundo del pádel con un producto de alta calidad e innovador. Estos valores añadidos serán el caballo de batalla de la marca para ganar terreno en un mercado sobresaturado de marcas. Su capacidad de producción será, sin duda, otro argumento de peso para posicionarse en este segmento.

La apuesta de Rossignol también puede ser un paso al frente para la internacionalización del pádel. La marca quiere posicionarse en España (a través de Megasport) pero, lógicamente, como marca internacional, buscará ganar terreno en otros mercados, sobre todo en Europa. Su apuesta, en este sentido, puede ayudar a que el pádel se introduzca y gana protagonismo en mercados con potencial donde, sin embrago, este deporte aún es muy minoritario.

La marca francesa presentará, este martes 11 de julio, su nueva colección a los medios, en un acto donde los asistentes podrán conocer el proceso de fabricación de las palas.

Si quieres compartir...