• Actualidad Nacional
  • 05 de Jul, 2017

Opinión: Modo +5 ó +10, por Ignacio Peralta

Que los tiempos han cambiado ya nadie lo duda, pero todavía quedan muchos que no lo han asumido. Las nuevas formas de conectar con el cliente y de interrelacionar con él eran impensables hace poco más de cinco años… y, a buen seguro lo serán dentro de otros cinco más (e incluso menos).

Ante este escenario de cambio permanente en nuestro sector, seguimos escuchando muchos detractores de estas nuevas formas de hacer comercio que intentan resistir la batalla (probablemente perdida desde su inicio) y que nos intentan convencer con sus razones al respecto.

A todos ellos, y a todos los que formamos parte de este fantástico sector, os invito a realizar la siguiente reflexión: ¿Seguirá el canal en el que trabajamos actualmente funcionando de la misma manera pasados cinco años? ¿Las funciones que desempeño actualmente o los servicios que ofrezco actualmente si soy empresa serán necesarios en un futuro?
Ya pudimos escuchar a Andrés de la Dehesa el pasado septiembre en unas jornadas en Madrid hablando de los lobos y sus consecuencias. Del hecho de no ser suficiente proactivo y esperar a solucionar el problema cuando tal vez sea demasiado tarde. Exagerado, tal vez. Dramático, tal vez. O no.

Hoy en día tenemos ya tres lobeznos a la vista, que todavía siguen jugando y aprendiendo a ser adultos: big data, realidad virtual y logística hipereficiente. ¿Qué decidiremos hacer? ¿Seguir viéndoles jugar, esperar hasta que crezcan y que sea demasiado tarde? ¿O ponernos, desde hoy, en modo +5, +10 (probablemente me equivoque de largo), formarnos, adaptarnos y prepararnos para los inminentes cambios?

Cuando la realidad virtual llegue a un nivel de tal precisión que las ingestas cantidades de stock de los muestrarios no sean necesarios, nos evitemos los interminables y cansados viajes a ver o enseñar colecciones. Y cuando podamos ver y decidir sobre los colores de un determinado modelo, ¿Qué va a pasar con algunas funciones que hasta ahora se han mantenido durante tantos años?

Cuando el big data sea capaz de analizar y decidir colecciones en base a ventas históricas, previsiones de crecimiento y estrategias de marca futuras, correctamente parametrizadas en base a unos determinados criterios, ¿serán necesarios tantos compradores de producto?

Si la logística sigue evolucionando como hasta ahora, se convierte en más rápida, más económica y, en definitiva, más eficiente, ¿qué ocurrirá con determinados eslabones de la cadena comercial fuertemente asentados hoy? ¿Seguirán siendo necesarios,o los cuarteles generales de muchas marcas decidirán no repartir el pastel?

Estas y muchas más reflexiones deberían de estar en la cabeza de todos nosotros ya hoy. Deberíamos estar preparándonos para que, cuando los nuevos cambios (sí, porque vienen muchos más) comiencen a llegar, podamos aceptarlos como algo normal y esperado, que nos exigirá evolución, poder de adaptación y aprendizaje.

El modo +5, +10 nos exige a pensar e intentar imaginar hacia dónde y cómo evolucionará nuestro canal y todos los que en él trabajamos. Es difícil saber y no es fácilel actuar, lo sé, pero más complicado será quedarse como espectador y sólo reaccionar cuando ya tengamos poco margen. Yo ya estoy en modo +5, +10 ¿Y tú?

Si quieres compartir...