• Actualidad Nacional
  • 04 de Jul, 2017

Lurbel celebra la convención comercial de su 25 aniversario

Lurbel celebró el pasado 28 y 29 de junio su convención comercial anual de España y Europa en sus instalaciones centrales de Ontinyent, Valencia. Una convocatoria especial en la que hubo además de las tradicionales sesiones de valoración, presentación de estrategias y nuevas colecciones, un guiño especial a la celebración de su cuarto de siglo de historia.

Los tres hermanos Lurbel al frente de la enseña, Miguel, Rafael y Javier, junto a su padre y fundador, Miguel, han querido reforzar los vínculos de esta “gran familia” Lurbel con diferentes guiños a este año especial con actividades lúdicas, gastronómicas, fotografías y recopilación de recuerdos.

Calcetería punta de lanza

La firma que ha estado vinculada a la calcetería desde sus inicios en 1992, sigue hoy en día teniendo este segmento como principal ariete. De hecho en cifras de 2016 la venta de calcetines representó el 66% del total. En este apartado, la innovación aportada a través de su exclusiva tecnología Bmax con fibras de origen marino, que cuidan la piel ha hecho que este segmento que nació en 2012, suponga ya el 75% del total de ventas de calcetines de la marca.

Con estas cifras, la marca se propone seguir apostando por las tecnologías textiles propias y la innovación para dar un valor diferencial a la marca y a sus prendas a la vez que se ha marcado diferentes estrategias para impulsar el segmento textil donde su tecnología iDT con fibras de carbonizado de bambú ya representa el 60% de su total de ventas.

Diferenciación tecnológica

La marca que nació en 1992 con el algodón como principal materia prima para sus calcetines deportivos, ha ido introduciendo paulatinamente tecnologías textiles propias fruto de la investigación con diferentes institutos y laboratorios textiles. El tiempo ha dado la razón a esta especialización, con unas cifras que denotan que el mercado ha acogido con buenos ojos la diferenciación de la marca por la tecnología, y su voluntad por mantener su fabricación propia. De hecho el mayor crecimiento de los últimos años se ha registrado en las categorías Bmax en calcetería e iDT en el segmento textil, las más diferenciadoras.

Valores

La marca valenciana que hoy cuenta con 40 personas en su plantilla, se mantiene firme en su modelo de negocio apostando por la fabricación propia de alta calidad rendimiento deportivo. Una visión marcada a finales de los 2000 con el incremento de la entrada de tejidos asiáticos a bajo precio que exigió renovación completa de maquinaria y adecuación de sus instalaciones pero que permitió cifras de crecimiento en los mayores años de crisis (2009-2015) de un 20-25%.  

Si quieres compartir...   

Galería