• Actualidad Nacional
  • 21 de Jun, 2017

Punto final al litigio entre Under Armour y Alnisa Sport

La batalla judicial entre Under Armour Europe y Alnisa Sport ha llegado a su fin. Tras la decisión de la marca americana de no ampliar el acuerdo con su distribuidora española y establecerse en nuestro país como filial, ambas compañías se vieron inmersas en un proceso judicial: la marca americana demandó a Alnisa Sport por incumplimiento de contrato al no efectuar el pago y, por tanto, no poder hacer el servicio de la campaña estival 2016, mientras que Alnisa Sport, que presentaba concurso de acreedores tras la negativa de la marca americana de ampliar su contrato que terminaba a finales del año pasado, reclamaba una compensación por lo que consideraba una recisión de contrato injustificada, sobre todo teniendo en cuenta los excelentes resultados que había conseguido la marca en los últimos ejercicios, alcanzado una facturación cercana a los 18 millones de euros en 2015.

5 millones de compensación
Tras varios meses de litigio, el pasado 16 de marzo la Corte Internacional Arbitral (WIPO Arbitration and Mediation Center) dictó Laudo definitivo condenando a Under Armour Europe a indemnizar con 5.011.439,09 de euros a la distribuidora madrileña. Al encontrarse en un proceso concursal, esta cantidad se ingresó directamente en la cuenta de Alnisa Sport para poder hacer frente a parte de los pagos pendientes antes de liquidar la compañía. La cantidad abonada por la enseña norteamericana ha cubierto gran parte de la deuda pendiente de Alnisa, que mantiene su proceso de liquidación.

Incertidumbre
Cabe recordar que el litigio que acaba finalizar tiene su origen en la decisión de Under Arnour de operar en España como filial y, sobre todo, en los pasos que se dieron para hacerlo. La marca decidió no renovar el acuerdo de distribución con Alnisa un año antes, tal y como estaba estipulado. Esta decisión, provocó que los principales accionistas aprobaran la entrada en concurso de acreedores de la distribuidora al no poder continuar con su principal actividad. Esto provocó que la marca Under Armour entrase en un complejo periodo que conllevó muchos desajustes en las compras de algunas tiendas que trabajaban estrechamente con la marca, además de generar mucha confusión respecto los pedidos. La incertidumbre que generó la falta de acuerdo con Alnisa -agravada por la presentación de concurso de acreedores-, y el desabastecimiento de comercio al no recibir las campañas ya programadas, provocó graves perjuicios a la imagen de la marca.

Cambios en la distribución

Pese a este convulso periodo de transición, la compañía americana inscribió su filial española en el Registro Mercantil a mediados de noviembre. Dicha filial, que actualmente opera con normalidad, está presidida por Daniel Rupp, director financiero de Under Armour Europa mientras que Jens Ullbrich ejerce el cargo de Country Sales Manager en España, reportando directamente a la central europea de la marca en Amsterdam. Ullbrich había abandona meses antes la dirección de Reebok, del grupo adidas tras una mega reestructuración a nivel europeo.

Actualmente, la filial española, instalada en las afueras de Barcelona, controla únicamente las consideradas grandes cuentas, entre ellas los dos principales grupos de compra (Base e Intersport) además de El Corte Inglés, Fórum, Sprinter, entre otros. El resto de clientes, desde la salida de Alnisa y hasta la fecha, están siendo gestionados de forma provisional por el actual distribuidor portugués de la marca, aunque según ha podido saber tradesport, en las próximas semanas podría anunciarse el nombre de la empresa que asumirá la distribución para este perfil de clientes.

Under Armour cerró 2016 con una facturación de 4.828,18 millones de dólares (4.512,66 millones de euros), un 21,8% más que el año anterior.  La multinacional también incrementó su beneficio neto, un 11,2%, hasta alcanzar 258,66 millones de dólares (241,75 millones de euros). En el primer trimestre de este año registró una cifra de negocio de 1.117,3 millones de dólares (1.024 millones de euros), un 6,6% más que en el mismo periodo del año anterior. La marca mantiene intactas sus previsiones de crecimiento para el ejercicio 2017 y espera crecer entre un 11% y un 12% respecto al año anterior, hasta aproximarse a los 5.400 millones de dólares (4.948,9 millones de euros). 
 

Si quieres compartir...