• Actualidad Nacional
  • 07 de Jun, 2017

Nike se traslada a un edificio histórico de la zona alta de Barcelona

Nike sigue los pasos de Asics y apuesta por trasladarse al centro de Barcelona. La multinacional americana ocupará 4.300 metros cuadrados del edificio La Rotonda, ubicado en el número 51 del Passeig Sant Gervasi de la capital catalana. La nueva ubicación contará con un espacio más tecnológico para favorecer la flexibilidad y más zonas de colaboración para los empleados, según ha explicado la consultora CBRE, que ha asesorado a la empresa en la búsqueda de esta ubicación.

Con este traslado, Nike pasa de unas oficinas más tradicionales a las afueras a unas oficinas disruptivas en una de las mejores zonas de Barcelona. Se trata de una tendencia global. Cada vez más, las compañías utilizan sus sedes corporativas para reforzar su imagen de marca, así como elemento diferenciador a la hora de atraer y retener talento”, ha comentado Sandra Muñoz, jefa del departamento de asesoría de CBRE Barcelona.

La multinacional aprovechará la mudanza para cambiar su estrategia corporativa. Por un lado, pretende estar más cerca de los clientes y proveedores, ya que hasta ahora estaban en el polígono Mas Blau de El Prat de Llobregat. Y, al mismo tiempo, aprovecha para dar un nuevo aire a sus oficinas con menos despachos, más tecnología y zonas comunes para los empleados con el objetivo de fomentar la colaboración y la flexibilidad, muy al estilo Google y otras grandes empresas.

La nueva sede de Nike es un edificio modernista que oficialmente se llama Torre Andreu, pero que popularmente se lo conoce como La Rotonda por el templete-mirador que remata el inmueble. Fue construido en 1906 por encargo del empresario farmacéutico Salvador Andreu Grau en unos terrenos que habían pertenecido a la viña Can Gomis, que se extendía desde el paso de Sant Gervsai hasta la cima del Tibidado.

Si quieres compartir...