• Actualidad Internacional
  • 06 de Feb, 2017

Gore Fabrics se marca unos ambiciosos objetivos medioambientales para 2020

W. L. Gore & Associates ha anunciado hoy sus ambiciosos objetivos medioambientales para 2020 con respecto al uso de sustancias químicas en los procesos de fabricación de sus productos. Estos objetivos se enmarcan dentro del programa de sostenibilidad a largo plazo de la División Gore Fabrics (división de productos textiles), y complementan el actual programa medioambiental, que se basa en los estrictos estándares de entidades de certificación independientes como bluesign o Oeko-Tex.

Entre los objetivos establecidos por Gore Fabrics se encuentra la eliminación de los PFC potencialmente dañinos para el medio ambiente de sus productos de gran consumo. Ello supone un hito importante dentro del objetivo a largo plazo establecido por Gore para reducir de forma continua la huella medioambiental de sus productos en todo su ciclo de vida. En este sentido, Gore ha implantado un riguroso programa de innovación para eliminar los PFC potencialmente dañinos para el medio ambiente de los recubrimientos DWR (tratamientos repelentes al agua de forma duradera), así como de los procesos de fabricación de las membranas. Este programa se divide en dos fases:

• La eliminación para 2020 de los PFC potencialmente dañinos para el medio ambiente de los laminados del 85 % de sus productos de gran consumo, que incluyen chaquetas, calzado, guantes y accesorios.

• Entre 2021 y 2023, Gore Fabrics eliminará los PFC potencialmente dañinos para el medio ambiente del resto de los laminados de sus productos de gran consumo, sin que ello comprometa las prestaciones de los productos para el uso final previsto.

Para cumplir todos estos objetivos, Gore implantará un programa de innovación que incluirá un sistema de colaboración con sus proveedores para eliminar los PFC presentes en algunos de los procesos de fabricación del PTFE.

Gore Fabrics está estudiando múltiples soluciones técnicas, entre las que se encuentran productos fluorados y no fluorados, y tiene previsto comercializar los primeros productos con un tratamiento DWR sin PFC en la temporada otoño/invierno 2018.

Gore y Greenpeace

Dentro del marco de este compromiso, Gore ha iniciado contactos con Greenpeace en relación con el uso de los PFC en las prendas outdoor. Un primer resultado valioso de estas conversaciones ha sido el acuerdo alcanzado por ambas partes sobre las propiedades específicas de los PFC potencialmente dañinos para el medio ambiente.

De acuerdo con Greenpeace y la comunidad científica, el PTFE de la membrana de Gore, fabricado sin PFC potencialmente dañinos para el medio ambiente, es un material seguro y no perjudicial para el entorno. El PTFE es un polímero inerte e indisoluble en agua que, al degradarse, no se convierte en un PFC potencialmente dañino para el medio ambiente.

Más de 20 años de trabajo

Gore Fabrics lleva más de 20 años trabajando con agencias de validación independientes para evaluar el impacto medioambiental de sus productos a lo largo de todo su ciclo de vida, así como para asegurar un uso responsable de las sustancias químicas en los procesos de fabricación.

• Actualmente, casi el 90 % de los laminados de sus prendas de gran consumo cuenta con la certificación Oeko-Tex Standard 100 y, el resto, se fabrica de conformidad con los requisitos de esta norma. Para 2020, Gore Fabrics tiene previsto que el 100 % de estos laminados disponga de esta certificación.

• Hoy en día, el 70 % de los laminados de sus prendas de gran consumo han sido validados por bluesign, siendo el objetivo que el 85 % de las prendas disponga de esta certificación en 2020.

A fin de contribuir de forma activa a la transparencia en la gestión sostenible de las sustancias químicas en el sector del outdoor, Gore Fabrics publicará los progresos realizados, los métodos de evaluación empleados y los resultados obtenidos tanto en su «Informe Anual de Responsabilidad Social» como en su página web. 

Si quieres compartir...