• fútbol
  • 17 de Nov, 2016

El Barça y Rakuten unen fuerzas... con el beneplácito de Nike

El FC Barcelona y Rakuten firmaron este miércoles un compromiso de patrocino de cara a las próximas cuatro temporadas (entre 2017 y 2021) que le significarán al club un montante total, fijo, de 220 millones de euros, que podrían ascender hasta un total de 246 dependiendo de los resultados.

Con este acuerdo el Barça se situará solo por detrás del Manchester United en cuanto a los ingresos por publicidad en las camisetas, con un fijo anual de 55 millones de euros que podrían ser 61.5 con los bonus, colocándose en segundo lugar tras los 70 millones que firmaron los diablos rojos con Chevrolet. Por detrás aparecen los 55 millones del Chelsea con Yokohama Tyres, los 44 del Manchester City con Etihad Airways y los 37 del Arsenal con Fly Emirates.

LOS DATOS

El acuerdo especifica que el Barcelona ingresará una cantidad fija de 55 millones de euros por temporada a los que se añadiría un plus de 1,5 millones por la conquista de la Liga y otros 5 por ganar la Champions League.

No existiría, de acuerdo a esta explicación, bonificación ninguna por lograr otros títulos como pudieran ser la Copa del Rey, Supercopas o Mundial de Clubs, pero en la negociación, que dirigió personalmente el vicepresidente Manuel Arroyo, el club azulgrana consiguió unas ventajas actualmente no existentes.

De esta manera, el Barcelona aumentará de forma ostensible los 33,5 millones de euros que ingresa de Qatar Airways a no menos de 55, aunque el acuerdo deberá ser aprobado (que lo será sin ninguna duda) por una Samblea Extraordinaria de compromisarios que se realizará en las próximas fechas.

Así, Rakuten figurará en la camiseta del primer equipo pero dejará libre tanto las camisetas de entrenamiento, como las del fútbol base y del equipo femenino, trasladando una fuente del club que se trabaja en la firma de otros sponsors con los que aumentar los ingresos por patrocinios.

Según desveló el presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, una cena celebrada en San Francisco que organizó Gerard Piqué con el Presidente de Rakuten Hiroshi Mikitani y la plana mayor de la directiva azulgrana fue el primer paso, anterior a las elecciones de 2015, para acercar a las dos entidades con vistas a un acuerdo futuro.

NIKE, CLAVE EN LA ELECCIÓN

Descartada la continuidad de Qatar Airways como sponsor principal, el Barça tenía sobre la mesa además de Rakuten las opciones de Amazon y Alibaba. Las ofertas de ambas compañías, china la primera y estadounidense la segunda, ofrecían cifras no muy distantes a las del gigante japonés de venta por internet.

Sin embargo, las dos ofertas acabaron siendo apartadas por el club debido a las reticencias mostradas por Nike, el otro gran patrocinador del club, a la firma con cualquiera de ellas.

Amazon pretendía incluir en la firma la distribución de las prendas del club por internet, algo a lo que Nike, con grandes beneficios en este asunto, se negó en redondo. Alibaba, por su parte, también fue rechazada desde la multinacional norteamericana por tratarse de una compañía mayormente dedicada a la venta de productos de imitación, lo que significaba un conflicto de intereses muy evidente para Nike.

Si quieres compartir...