• Actualidad Internacional
  • 24 de Oct, 2016

Reebok también apuesta por la impresión 3D

Reebok sigue los pasos de Adidas y estrena una innovadora forma de fabricar zapatillas. La marca ha empezado a producir su calzado en una nueva factoría con tecnología líquida en tres dimensiones. Este nuevo proceso de producción se ha realizado en las instalaciones de BASF, que también ha desarrollado la fábrica de robots de Adidas en Alemania. Además, Reebok ya ha anunciado que los planes para 2017 pasan por abrir su propia planta con esta tecnología en Estados Unidos.

De momento, se han lanzado al mercado 300 pares de zapatillas Reebok Liquid Speed por un precio de 189,5 dólares (172,9 euros) a través de Internet. El ingeniero encargado de poner a punto esta iniciativa, Bill McInnis, ha comentado que “la producción de calzado nunca había cambiado tanto en los últimos 30 años”.

“Cada zapatilla, de cualquier marca está creada por moldes, un proceso caro y muy lento. Con la Liquid Factory, queremos fundamentalmente cambiar la manera de hacer el calzado, creando un nuevo método sin moldes. Esto abre nuevas posibilidades para crear nuevos diseños”, ha añadido.

Si quieres compartir...