• Actualidad Internacional
  • 22 de Ago, 2016

Asics retrocede un 5% en el primer semestre 2016

La facturación del grupo japonés Asics de artículos deportivos ha retrocedido un 5% entre enero y junio de 2016, hasta 210.681 millones de yenes (1.862 millones de euros). La fortaleza del yen y a la caída de ventas en algunos mercados emergen como principales razones para el retroceso de la marca nipona.

La compañía también ha visto reducido su beneficio neto, que cae un 18,4%, hasta 11.849 millones de yenes (104,73 millones de euros). Pese a esta caída, la dirección no ha cambiado sus previsiones para el conjunto del ejercicio fiscal, en el que de hecho se prevé una caída del 6% y que las ventas se sitúen en 403.000 millones de yenes (3.562 millones de euros).

La facturación de Asics fuera de Japón ha disminuido un 6,4%, según la propia empresa debido a “las ventas débiles en EEUU y el efecto de los tipos de cambio causado por la fortaleza del yen”. En Japón, aún hoy su principal mercado con un peso del 26,7% sobre el total, el retroceso ha sido del 0,8%. En este caso, Asics atribuye el descenso a “principalmente a la debilidad de las ventas de ropa deportiva y equipamiento”. Sin embargo, y como contrapunto a las noticias negativas, Asics enfatiza la buena marcha de la comercialización zapatillas de running y la línea de Asics Tiger.

Pese a la actual situación, la compañía asegura que en el segundo trimestre ya empezó a percibirse un alto nivel de interés en el deporte debido a la creciente preocupación por la salud, así como un aumento en el uso diario de artículos deportivos. Una etapa de posible crecimiento en la que quieren reforzar su notoriedad a través de patrocinios, tanto como socio local de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 como de pruebas atléticas populares. 

Si quieres compartir...