• Lifestyle
  • 09 de Ago, 2016

Tendencias ‘On-Life’, el papel de los Markets para el eCommerce

Hace ya algún tiempo que se habla de la importancia de combinar la potencia de internet como canal de venta y promoción, con la de los canales convencionales a los que, generalmente, se les pone la etiqueta ‘offline’, o lo que es lo mismo, fuera de línea. Y es que esta necesidad, que desde la tecnológica española especializada en el desarrollo de negocios en Internet Somos Sinapsis vienen recomendando y reforzando hace ya años, se ha convertido durante los últimos tiempos en una tendencia.

Se trata de combinar la oportunidad de una feria, el glamour y la exclusividad de un evento privado, el ambiente distendido y relajado de una tarde de shopping y el concepto del vamos a picar algo. Esta nueva tendencia en ecommerce hace posible que se reúnan todos los ingredientes necesarios para convertir al usuario no solo en un comprador potencial, sino también en un agente viral, capaz de hacer de altavoz para una determinada marca: son los “Markets Pop up”.

Este fenómeno tiene algunos claros precursores, como Palo Alto Market en Barcelona y ahora en verano, el White Summer, con la potencia del sello Costa Brava. Gracias a este tipo de eventos, muchos de nuestros clientes comoMisenza, un nuevo concepto de boutique online, tienen la oportunidad de acercarse al usuario e interactuar con él. Todos ellos KPIs de negocio, esenciales para el éxito” añade Nicola Picasso, CEO de Somos Sinapsis.

Por su parte, Carolina de la Cruz, CEO de Misenza explica cómo el White Summer es una gran oportunidad para que el público pueda conocer en vivo sus productos. “El reto de un comercio online es vencer la barrera que supone que el comprador no pueda ver y tocar el producto. Con la presencia en mercados pop up las tiendas online como Misenza podemos romper esa barrera, y tener un contacto directo con el público. Además de las ventas directas que se pueden realizar, es importante tener una oportunidad para recibir feedback, generar comunidad si esas personas que han conocido tu producto empiezan a seguirte en RRSS, por ejemplo”.

Algunas startups como Misenza, ecommerce dedicado a la moda y que tiene como auténtica misión importar productos exclusivos, de calidad exquisita, nacidos de la tradición artesanal italiana, utilizan este tipo de eventos, como trampolín para darse a conocer y estar más cerca de los usuarios. De hecho, establecen campo base en internet (aprovechando al máximo todas sus ventajas), pero cada vez más realizan paralelamente acciones complementarias para acercar la nueva marca a su usuario, permitiéndoles ver y tocar el producto. De esta manera, las empresas se convierten en sus propias embajadoras son capaces de promover su producto.

Y es que desde Misenza ofrecen una cuidada selección de complementos de moda (cinturones, joyas, foulards, bolsos…) creadas por pequeñas marcas artesanales premium. Se dirigen a un público que sabe valorar la calidad y que gusta de un lujo anónimo, el tipo de hombre o mujer de Paris, Barcelona o Roma que lleva un look impecable, sin estridencias de última moda ni “loguitis”.

Productos que se diferencian de la competencia

La calidad en las materias primas es el pilar fundamental de esta marca que entiende el lujo de otra manera. El nombre o el logo no son lo importante: el auténtico lujo es la calidad del producto. La mejor piel italiana, valorada en el mundo entero, o el mejor cashmere. Materias nobles que bien cuidadas pueden durar muchos años. Otro de los aspectos que hacen diferente a Misenza es la exquisitez en la confección, pues todos los artículos son producidos por pequeños talleres artesanales, con años e incluso generaciones de experiencia y habilidad que les avalan. Asimismo, el diseño atemporal, sin hacer caso a “el must de esta temporada” y su elaboración en Europa, son otros dos aspectos que caracterizan el buen hacer de esta marca.
 

Si quieres compartir...