• Performance
  • 12 de Jul, 2016

Gore Fabrics presentará en su colección otoño/invierno 2018 un acabado repelente al agua

W. L. Gore & Associates ha anunciado que incluirá en su colección de otoño/invierno 2018 un acabado repelente al agua (DWR) sin perfluorocarburos (PFC). La decisión de Gore de ofrecer un acabado DWR sin PFC para determinados usos finales es uno de los resultados de la inversión anunciada el año pasado de más de 15 millones de dólares hasta 2020 para la investigación de nuevos materiales innovadores.

La finalidad de esta investigación es identificar y crear nuevas soluciones que cumplan y superen las expectativas de los usuarios mediante la combinación de una gran comodidad, protección y durabilidad con un menor impacto medioambiental.

Siguiendo la línea de la Evaluación del Ciclo de Vida de los productos (LCA) publicada a principios de año, Gore continúa ofreciendo productos con acabados DWR basados en perfluorocarburos de cadena corta para determinados deportes y actividades de alto rendimiento, tales como alpinismo y motociclismo o los rescates de alta montaña, donde se requieren prendas de altas prestaciones que proporcionen una comodidad y una protección duraderas.

Gore comenzará a aplicar la tecnología DWR sin PFC en determinadas prendas Gore-Tex 2 Capas empleadas en actividades outdoor que no requieren las prestaciones específicas del tradicional DWR con PFC (p ej. senderismo o esquí alpino). Las primeras prendas con este nuevo acabado se lanzarán en otoño/invierno 2018.

Gore lleva años demostrando su compromiso con la gestión sostenible de los PFC mediante la implantación en todos sus centros de producción del mundo de tecnologías que controlan el impacto medioambiental de estas sustancias. Además, Gore colabora con organizaciones independientes como Oeko-Tex y bluesign para asegurar que los productos de Gore Fabrics son respetuosos con el medio ambiente, responsables socialmente y seguros para los usuarios.

Dentro del ámbito de los materiales fluorados, Gore destaca que el PTFE, el fluoropolímero empleado para fabricar la membrana Gore-Tex, es un material no tóxico, seguro e insoluble que carece de efecto alguno sobre ningún organismo. Además, es un material estable que no se degrada ni genera emisiones de PFC. Por otro lado, su alta durabilidad también ayuda de forma indirecta a proteger el medio ambiente porque reduce el consumo de materias primas y la eliminación de desechos asociados a la adquisición constante de nuevas prendas. 

Si quieres compartir...