• Actualidad Internacional
  • 28 de Mar, 2016

Las grandes del deporte traspasan su lucha a las nuevas tecnologías

 Las marcas deportivas Nike, Adidas o Under Armour compiten ahora pero no en el campo, sino más bien por un sitio fijo en Silicon Valley, pues las aplicaciones y dispositivos relacionados con el bienestar y la salud han saturado el amplio mercado del internet de las cosas. Un contexto que ha estado fomentado principalmente por la euforia generada por las pulseras, bandas y relojes de compañías como Fitbit o Misfit Wearables.

En un momento en que el sector del fitness se ha digitalizado permitiendo recopilar y cuantificar un sinfín de información, los fabricantes de ropa deportiva convencional, como Nike o Adidas revisan sus modelos de negocio para seguir asegurándose su competitividad.

En este ámbito, Nike se postula como la marca más activa a la hora de financiar a startups privadas a través de colaboraciones con entidades de capital privado como Formation 8 y Battery Ventures, con las que ha realizado en inversiones en Reflektion y Grabit.

La primera es una plataforma de análisis especializada en minoristas y marcas. En su última ronda de financiación, esta startup recaudó 15.9 millones de dólares. Por su parte, Grabit es una empresa especializada en tecnología electro adherente que permite coger objetos con un esfuerzo mínimo. Nike también cuenta con inversiones en Llamasoft.

Por su parte, Under Armour ha hecho diversas compras como MyFitnessPal, una plataforma digital de seguimiento de salud, por la que pagó 475 millones de dólares. La compañía de ropa deportiva también desembolsó otros 150 millones de dólares por MapMyFitness, una aplicación web y móvil.

En el caso de Columbia, la minorista se ha hecho con la plataforma de comercio electrónico peAna Living mientras que Asics adquirió la aplicación que permite seguir los progresos de ejercicio FitnessKeeper. Adidas hizo lo propio con la compra de Runtastic.

Under Armour, con una capitalización de mercado de 17,800 millones de dólares ya ha lanzado al mercados su propia pulsera inteligente que cuenta con su propia plataforma digital y sistema operativo, conocido como HealthBox.

Nike fue uno de los pioneros de este tipo de producto con el lanzamiento de su banda Nike FuelBand en enero de 2012. Una iniciativa que permitió al fabricante, con una capitalización de mercado de más de 80,000 millones de dólares, desarrollar una serie de aplicaciones y plataformas digitales que actualmente cuentan con una importante base de usuarios.

Si quieres compartir...