• Actualidad Nacional
  • 26 de Feb, 2016

El Corte Inglés plantea un ERE para mayores de 58

El Corte Inglés ha abierto un plan de bajas voluntarias incentivadas para mayores de 58 años, el primer proceso de estas características que abre la compañía en su historia y al que podrían acogerse, según estimaciones sindicales, entre 1.300 y 1.400 trabajadores, El acuerdo, ha sido firmado por unanimidad por la compañía y los sindicatos FETICO, CCOO, UGT y FASGA y se ha diseñado con el objetivo de "rejuvenecer" la plantilla de los grandes almacenes de El Corte Inglés y de los de la cadena Hipercor.

En la actualidad, cumplen los requisitos establecidos en el plan unos 4.000 trabajadores de ambas empresas, de los que, según estiman los sindicatos, podrían acogerse al proceso entre 1.300 y 1.400, han informado fuentes de los sindicatos. Al cierre del ejercicio del 2014, el grupo empleaba a 91.437 personas, de las que el 69,3% (más de 63.300) trabajaban en los grandes almacenes y el 10,3% (más de 9.100) en los hipermercados.

El plan de desvinculación voluntaria va dirigido a los empleados nacidos en los años 1956, 1957 ó 1.958, así como a los trabajadores a tiempo parcial nacidos en 1954 ó 1955. En todos los casos deben acreditar 15 años de antigüedad en el grupo de empresas El Corte Inglés y tener 35 años cotizados a la fecha de la extinción de la relación laboral.

70% DEL SUELDO

Los trabajadores que se acojan al plan percibirán una retribución mensual del 70% del salario (en 12 mensualidades) del 2015 (incluido incentivos) hasta que cumplan 63 años. Además, cobrarán un pago adicional en el momento de acogerse al acuerdo equivalente a seis mensualidades netas, según el acuerdo, que recoge que los pagos se harán mediante la suscripción de El Corte Inglés de una póliza de seguros.

El trabajador no deberá pagar el importe del coste del Convenio Especial de Cotización con la Seguridad Social desde la extinción del contrato y hasta que cumpla 63 años. Durante ese periodo cotizará por el 100 % del salario de 2015. En materia fiscal, la empresa también asume el importe correspondiente al IRPF, según el documento, que recoge que los trabajadores mantendrán los descuentos de los que disfrutan como empleados.

En principio, el periodo de adscripción será de 21 días a partir del 15 de marzo y la compañía contará con otros 21 días para contestar las solicitudes. Desde la compañía han destacado que todos los costes del plan corren a cargo de la empresa y que para abordar el proceso se formará una comisión de seguimiento paritaria

Si quieres compartir...