• Actualidad Nacional
  • 25 de Feb, 2016

El consumo impulsa la economía española

La economía española cerró el 2015 con un crecimiento del 3,2%, el mayor desde el 2007, impulsado por el avance del consumo de las familias (3,1%) y sobre todo, de la inversión empresarial (6,4%), al tiempo que la demanda exterior restó 0,5 puntos al crecimiento del país ya que las importaciones aumentaron más que las importaciones.

Según los datos de Contabilidad Nacional que ha publicado este jueves el Instituto Nacional de Estadística, el número de empleos equivalentes a tiempo completo subió el 3% en el 2015 (frente al 1,1% del 2014), hasta alcanzar la cifra de 16,852 millones de puestos, (unos 495.000 más que el año anterior). La remuneración del total de asalariados creció el 4,3% a final del año pasado gracias al aumento del empleo, si bien, la remuneración por cada asalarariado solo subió el 0,9%.

 

SEGUNDO AÑO DE CRECIMIENTO

A precios corrientes, tomando en cuenta la inflación, el PIB subió el 3,8% en el 2015 de modo que alcanzó los 1.081.190 millones de euros. Los datos del INE de este jueves confirman los ya avanzados el 29 de enero pasado, en el sentido de que el producto interior bruto creció en el cuarto trimestre el 0,8% respecto al tercero y el 3,5% en comparación con el último periodo del 2014. Además, los datos del INE permiten observar que la demanda interna (consumo e inversión) se confirma como motor del crecimiento español

LOS DATOS DEL CUARTO TRIMESTRE

El 2015 es el segundo año consecutivo en el que aumenta el PIB nacional después de que en el 2014 subiera un 1,4%, es decir, 1,8 puntos menos de lo que lo ha hecho en 2015. Este crecimiento del 3,2% logrado el año pasado coincide con la previsión que había realizado el Banco de España y se encuentra una décima por debajo de lo estimado por el Gobierno.

En el cuarto trimestre de 2015 el empleo aumentó a un ritmo del 3% en términos interanuales, una décima menos que en el trimestre anterior, lo que se traduce en la creación de 495.000 empleos equivalentes a tiempo completo en un año.

En los últimos tres meses de 2015 el PIB avanzó un 0,8% en tasa intertrimestral, gracias al comportamiento del consumo y la inversión, que crecieron, aunque a menor ritmo que en el trimestre anterior.

Aunque el repunte trimestral del PIB iguala el del tercer trimestre de 2015, se sitúa dos décimas por debajo del 1% conseguido entre abril y junio, hasta ahora el ritmo trimestral de avance más elevado desde que la economía española inició la recuperación.

La tasa interanual del PIB, por su parte, se situó en el 3,5% en el cuarto trimestre de 2015, una décima más que en el trimestre anterior. De esta forma, el crecimiento interanual de la economía española vuelve a niveles de finales de 2007.

Con el repunte trimestral del PIB entre octubre y diciembre se encadenan ya diez trimestres de avances, mientras que la tasa interanual acumula ocho trimestres en positivo.

Si quieres compartir...