• Actualidad Nacional
  • 21 de Ene, 2016

El Congreso Mundial de Turismo de Nieve y Montaña de Andorra ultima sus preparativos

Redescubrir la montaña, diversificar la oferta y mejorar la productividad son objetivos que los destinos turísticos de altitud van consiguiendo, poco a poco, gracias al turismo deportivo y de aventura. Estas y otras cuestiones de interés, como la organización de eventos deportivos, se abordarán en el noveno Congreso Mundial de Turismo de Nieve y Montaña, que se celebrará en Sant Julià de Lòria, Andorra, del 2 al 4 de marzo de 2016.

Bajo el enunciado 'Mountainlikers: deporte y aventura, una combinación prometedora para destinos de montaña', de nuevo queremos preguntarnos hacia dónde va la industria turística vinculada a la montaña.

La globalización y los grandes cambios que ha tenido el sector con la digitalización de los servicios turísticos, que son ofrecidos en millones de webs, han cambiado la forma de hacer turismo. Los viajes asociados a actividades de deporte y aventura son uno de los segmentos que han crecido más en los últimos cinco años. Según datos de Adventure Travel Trade Association (ATTA), el año pasado, este tipo de viajes asociados a actividades generaron más de 230.000 millones de euros, con una estancia media de ocho días y un gasto diario de 444 euros, sin tener en cuenta los billetes de avión.

Productos atractivos
No depender exclusivamente de la nieve, romper la estacionalidad y disponer de una oferta atractiva de cara a los posibles clientes es el camino a seguir. No hay que olvidar que el turismo de montaña, por sí mismo, es un producto maduro a los ojos de una parte de los potenciales consumidores, y, por tanto, hay que innovar y reforzar las marcas turísticas.

Este foro mundial, que se celebra cada dos años en Andorra, en colaboración con la Organización Mundial del Turismo (OMT), quiere tomar el pulso al sector de la nieve y la montaña con la participación de destacadas personalidades tanto de la vertiente académica como de la técnica. Todos los actores son conscientes de que hay que seguir reinventando la montaña con un producto atractivo y sostenible, y sin dañar el espacio natural.

El Congreso de Andorra se ha convertido en un referente internacional de intercambio de conocimiento sobre las tendencias, las herramientas y las oportunidades de desarrollo turístico en territorios de montaña. En este sentido, el nuevo director científico, el austriaco Christopher Hinteregger, está terminando un programa potente y práctico, y de interés para el sector profesional internacional.

Mountainlikers
La figura del mountainliker, que se analizó por primera vez en el anterior congreso, en 2014, continuará presente entre los participantes. Se mantiene la marca y se profundizará en este turista, enamorado de la montaña y habitual de las redes sociales, que en los últimos cinco años ha aumentado considerablemente, alrededor, sobre todo, del mountain bike y de las carreras de montaña.

Este nuevo perfil se relaciona con la naturaleza mediante la práctica de múltiples disciplinas. Es un turista activo, inquieto y muy deportista, a quien le gusta compartir experiencias. Busca volver a la autenticidad de la montaña sin dejar de lado las comodidades de la ciudad, la tecnología digital, la cultura y la gastronomía. Es necesario, pues, pensar en estos consumidores de ocio y desarrollar productos que les interesen.

Durante el congreso se presentarán diversas ponencias y se expondrán casos prácticos. El nuevo turista de montaña quiere vivir experiencias y en Andorra se analizará a fondo qué hacer para satisfacer este tipo de viajero.

MÁS INFO: http://www.congresdeneu.ad/index_es.php

Si quieres compartir...