• Actualidad Internacional
  • 18 de Ene, 2016

El mundo del esquí se rinde a los pies de Rossignol

Rossignol se encuentra en un momento realmente dulce. Prueba de ello son los 83 premios que ha recibido en la actual temporada por parte de las revistas más prestigiosas del mundo como Ski Magazine, Powder, Skiing, Backcountry, Freeskier Magazine, Gear Guide Back o Pro Skilab. No solo los premios avalan sus éxitos sino que también sus números lo demuestran ya que en el último ejercicio la casa francesa obtuvo unas ventas en todo el mundo de 241 millones de euros, un 8% superiores, mientras que el mercado mundial del sector del esquí está en pleno descenso, con caídas cercanas al 7%. Sin duda la marca francesa está recogiendo los frutos de la gran inversión en I+D realizada durante los últimos años.
A continuación resumimos por gamas cuáles han sido los esquís más premiados de esta marca centenaria.

FREERIDE - 7 SERIES
Los modelos más premiados de la gama 7 Series son el Soul 7 y el Super 7. Concretamente el Soul 7 es el esquí de la marca francesa que ha obtenido más galardones, nada más y nada menos que 10 premios. La revista Ski Magazine concluye que este esquí es “divertido, juguetón y cualquier esquiador lo disfrutará”. Por su lado la revista Gear Guide Backcountry lo califica como un esquí “intuitivo, firme, fiable y de giros rápidos”.

Al igual que el resto de la familia 7 Series, estos esquís incorporan la revolucionaria tecnología Air Tip patentada por Rossignol que mejora aún más la flotabilidad y el control, manteniendo las espátulas por encima de la superficie de la nieve de forma natural, para una maniobrabilidad sin esfuerzo y un peso oscilante ultra ligero, facilitando los cambios de dirección rápidos.

ALL MOUNTAIN – EXPERIENCE & TEMPTATION

Dentro de la categoría All Moutain los premios se reparten entre la gama Experience y Temptation, esta última es exclusivamente femenina. Todos ellos han adoptado la tecnología Air Tip mencionada anteriormente y ofrecen una versatilidad all mountain en todo los terrenos y las condiciones de nieve. Una de las razones por las que la revista Ski Magazine otorga el premio al Temptation 84 es “por su gran solidez y capacidad de hacer disfrutar a esquiadoras con diferentes capacidades”. Rossignol lleva varios años apostando fuerte por esta gama y sin duda se ha convertido en una de las más conocidas y por tanto de las más vendidas.

PISTA – PURSUIT
En cuanto a esquís de pista se refiere, el protagonista es el Pursuit 800 TI, la gran novedad que ha presentado Rossignol esta temporada y que ha recibido un total de 8 premios. Se trata de un potente esquí carving de pista extremadamente preciso que hará las delicias de los esquiadores de nivel experto. Con el perfil Power Turn Rocker y la nueva tecnología Prop Tip, el Pursuit proporciona una rapidísima iniciación al viraje, una gran explosividad y confianza en los giros. El nuevo Prop Tech aprobado por la World Cup aporta una flexión y torsión que absorbe los cambios de terreno, proporcionando un mejor poder de transferencia, contacto y control. La construcción con laminado de titanal aporta potencia, estabilidad y un mayor rendimiento en nieve dura.

 

RACE – HERO
Finalmente, Rossignol también ha sido premiado por su gama Hero. Por una parte, el esquí Hero Master, definido por la revista Pro Skilab como “notablemente intuitivo y tolerante” y por otra parte el Hero Elite LT-TI, un esquí que según la misma revista “seducirá a los entusiastas de los giros amplios”.

 

La conclusión que sacamos es que Rossignol sigue en lo más alto gracias, en gran parte, al exhaustivo trabajo realizado por el equipo de I+D que trabaja duro con el objetivo de ofrecer las tecnologías más vanguardistas e ir siempre un paso por delante. De esta forma la marca francesa consigue darle a cada esquiador lo que quiere. Se trata sin duda de una firma innovadora consciente de la importancia del desarrollo tecnológico que unido a un gran equipo diseño consigue un producto único. Además es importante recordar que nos encontramos ante la única marca de esquís que fabrica gran parte de su producción en España, concretamente en la fábrica de Artés (Barcelona), la cual se ha convertido en una pieza estratégica del grupo Rossignol en los últimos años. Fundada en 1971, las instalaciones han crecido hasta fabricar aproximadamente el 12% de los esquís que se venden en todo el mundo.

 

Si quieres compartir...