• Actualidad Nacional
  • 20 de Jul, 2015

Consumidores españoles, menos gasto, a pesar de la recuperación

La recuperación económica empieza a dar frutos. Por segundo trimestre consecutivo, España lidera las expectativas económicas en Europa, con un total de 38 puntos. Sin embargo, esta posición no se corresponde con las previsiones de consumo para los próximos meses, ni con las estimaciones de ingresos, mejores que hace un año y todavía en valores positivos, pero con un descenso de 3 puntos en el mes de marzo.

Son algunas de las conclusiones del último estudio “Clima de Consumo en Europa”, realizado por la GfK, en 15 países del continente, en el segundo trimestre de 2015. En España, la consultora refleja el sentimiento de los consumidores, optimistas en relación a la mejora de la situación económica y confiados en que las crisis griega no les afectará tanto como a otros países, pero con la sensación general de que la recuperación no llega a sus bolsillos. Una percepción evidente en los 50 puntos que separan las expectativas económicas de las expectativas de gasto.

Los datos revelan que las expectativas económicas en España generaron un máximo histórico en abril, al alcanzar un total de 46 puntos. A pesar de ello, la realidad choca con los resultados. Los españoles se muestran desconfiados y siguen sin contar con los recursos necesarios para incrementar el consumo, más allá de sus necesidades básicas. Una tendencia que parece ir en aumento, aunque el país registró en mayo de 2015 un indicador de -4 puntos, el valor más alto desde febrero de 2011.

La sensación negativa en relación a las expectativas de ingresos mantiene a Españaen la quinta posición entre los países analizados, por detrás de Alemania (57), República Checa (41), Eslovaquia y Rumania (20 y 19, puntos respectivamente).

Entre los restantes estados, 8 han visto mermar su esperanza de aumentar ingresos en los próximos meses, mientras que 2 se mantienen iguales y sólo 5 muestran un repunte. Grecia encabeza la mayor caída, con -20 puntos, seguida de Polonia, con -14. Sube Austria, con +10 puntos y también Holanda y Bulgaria, ambas con +8 puntos.

Y es que, en el segundo trimestre, las expectativas económicas cayeron en 10 de los 15 países consultados, mientras que sólo 5 mejoraron. Entre los primeros destacan Grecia, con un descenso de -24 puntos, Italia con -16 y Alemania con -12. Entre el grupo de los más optimistas repuntan Bélgica con +8 y República Checa con +6. Comparado con el pasado año, son significativas las mejorías de Francia con +26 puntos y Portugal con +16. Entre los retrocesos, destaca Alemania, con una caída de -21 puntos, más de la mitad, registrados en el último trimestre.

Si quieres compartir...