• Actualidad Nacional
  • 17 de Jul, 2015

5 consejos para impulsar tu tienda online durante las rebajas de verano

La actual campaña de rebajas dio comienzo hace un par de semanas en prácticamente todas las Comunidades Autónomas. Y los comercios españoles todavía tienen unas cuantas ventas que recaudar, ya que las ofertas se prolongarán varias semanas en el calendario. Seguirá habiendo descuentos a lo largo de los meses de agosto y de septiembre.

Con la popularización de Internet y la posibilidad de montar tiendas online que suplan o complementen un negocio físico, los negocios pueden ampliar sus canales de ingresos en estas fechas, mientras que los compradores serán capaces de evitar las aglomeraciones de gente y las largas colas. Se trata de una solución ventajosa para ambas partes. Pero, desde el punto de vista de las empresas ¿qué es lo que pueden hacer sus dueños para impulsar las ventas a través de un eCommerce? ¿Cómo sumarse a las rebajas con eficacia? Tanto si ya has emprendido tu propia campaña como si estás pensando en futuros proyectos, en Silicon News os dejamos algunos consejos para potenciar la pegada de tu tienda online:

1. Cuadra las fechas. Lo primero que debes saber para apuntarte a las rebajas de verano en España es que ya no existen unos plazos rígidos autorizados para ello. Así que te toca a ti proceder al encaje de fechas con cabeza y organización. ¿Hasta cuándo vas a ofrecer descuentos? ¿Vas a lanzar segundas y terceras rebajas? ¿Crees que necesitarás reforzar tu equipo de atención al cliente para cubrir más franjas horarias de respuesta a posibles dudas? ¿Cuáles son tus plazos de entrega de productos? ¿Qué día tiene previsto la competencia comenzar a vender más barato? Todas estas son preguntas que te tienes que plantear para no caer en la improvisación, que pocas veces lleva a buen puerto.

Una postura inteligente es comenzar la campaña antes que tus principales rivales para intentar captar la atención del público cuando todavía cuentan con presupuesto para gastar. Asimismo, ofrecer primero los descuentos de tu catálogo a aquellos usuarios que ya han comprado en tu tienda en el pasado, a modo de recompensa, es una buena forma de fidelizarlos. Y como estamos hablando del comercio a través de Internet, que debería estar disponible siempre y desde cualquier lugar, recuerda que no hace falta esperar hasta primera hora de la mañana y a que la gente se despierte para abrir las puertas y lanzar tu propuesta. Puedes colgar el cartel de las rebajas a partir de la medianoche.

2. Las rebajas por el ojo entran. Otro aspecto a cubrir es el visual. Para que tu tienda online dé la imagen de profesionalidad y seguridad que toda compañía que se precie ansía transmitir, es obligado lucir un aspecto cuidado. Esto quiere decir que si no sabes utilizar las herramientas de diseño adecuadas, busques ayuda. No recurras a páginas caseras basadas en plantillas repetitivas que sólo darán una imagen de chapuza y falta de calidad. Potencia la parte visual con imágenes variadas, ya que las fotografías que acabes ofreciendo de los productos de tu catálogo constituye una referencia vital para los compradores online, que no tienen la oportunidad de tocarlos ni de verlos en directo. Por ejemplo, si se trata de ropa, preséntala sola y también con modelos reales. Si es un mueble que viene desmontado dentro de una caja, junta las piezas y muestra el resultado final.

Por otra parte, procura guiar la experiencia de los internautas. Aparte de ofrecer un buscador interno que permita realizar consultas directamente y evite agotar la paciencia del usuario al obligarlo a dar vueltas por toda la tienda, durante estos días es recomendable que implantes una sección adicional con el nombre de Rebajas. Marca los productos en promoción con una etiqueta especial. Organiza elementos por categoría, rango de edad, sexo y, cómo no, precio de menor a mayor. Llévalos a la portada. Muestra productos relacionados a los ya consultados. Y no te olvides de incluir el precio anterior junto a la oferta para que los usuarios decidan por sí solos si se encuentran delante de una ganga que no deberían dejar escapar.

3. Piensa en el móvil. En verano los ordenadores de escritorio e incluso los portátiles suelen dar paso a los dispositivos móviles. El tamaño más reducido de los smartphones y las tabletas los convierten en gadgets mucho más cómodos para emprender un viaje y consultar Internet en cualquier momento y lugar. Da igual dónde se encuentre el comprador. En estos momentos podría estar tumbado al sol en la playa o tomándose un aperitivo en la terraza de un bar, ya que a él esto no le impide ir añadiendo ítems al carrito de la compra de tu eCommerce. Lo único que necesita es tirar de tarifa de datos o engancharse a una red inalámbrica, aplicando las precauciones de seguridad precisas. Hoy por hoy todo dueño de móvil puede convertirse en cliente de tu negocio y tu deber será garantizar que la web que operas es apta para la consulta desde este tipo de aparatos. Si no, perderás ventas.

4. Pon a funcionar tus datos. En esta época, no pienses únicamente en librarte del stock que has ido acumulando durante meses recientes por un error de cálculo o, peor aún, de aquellos productos que se han quedado generando polvo en el trastero desde hace ya algunas temporadas. Para eso está el concepto de “outlet”. La campaña de rebajas debería tener un espíritu más limpio, entregando a los adeptos a tu marca productos que realmente desean a precios que su bolsillo se pueda permitir. ¿A quién no le alegra una buena promoción? Con el objetivo de acertar cuando prepares la campaña de verano, básate en la información que han ido generando con sus visitas los usuarios de tu tienda online. Haz uso del Big Data que a menor o mayor escala posees, como cuáles son los productos en los que más se ha pinchado, en los que más tiempo se ha centrado la navegación, los que más veces se han adquirido ya, etc.

5. Las newsletters son tus amigas. Usar para la composición de las rebajas la información que conoces de tus usuarios te ayudará a personalizar su experiencia como consumidores y, al fin y al cabo, hará que juegues mejor tus bazas y las posibilidades de compra aumenten. No es lo mismo que un comercio te ofrezca un producto del que desconocías su existencia que otro por el que ya te habías interesado antes. La información general de navegación y otra que los internautas cedan voluntariamente, como una serie de intereses predefinidos que pueden marcar al registrarse en tu web, te permitirán enviar a cada persona newsletters más acertadas. Esto es, si cuentas con los recursos para ello. Si no, siempre está la opción de intentar fomentar el tráfico (y las adquisiciones) con newsletters temáticas, con la inclusión de lotes de productos más rebajados que por separado y con el reparto de cupones descuento, entre otras cosas. Si tienes tienda física, lo lógico es que esos cupones también sean canjeables en ella.

 

Si quieres compartir...