• Actualidad Internacional
  • 05 de May, 2015

Los beneficios del grupo Adidas mejoran gracias a las marcas Adidas y Reebok

 Adidas anunció el martes que los beneficios netos aumentaron en el primer trimestre gracias a la mejora de los resultados de sus marcas Adidas y Reebok y al crecimiento de las ventas en prácticamente todas las regiones, lo que alivia en parte la presión sobre la dirección de la empresa alemana de artículos deportivos.

El beneficio neto en los tres meses terminados en marzo ascendió a 221 millones de euros, cifra que representa un aumento del 8,2% con respecto a los 204 millones comunicados un año antes. El dato no cumplió las expectativas de los analistas de 234 millones de euros. Ajustadas a los efectos de la divisa, las ventas de Adidas en el primer trimestre crecieron un 9% a 4.080 millones de euros.

La mejora de los resultados este trimestre es providencial para el consejero delegado de Adidas Herbert Hainer. La compañía ha sufrido presiones de los inversores a raíz de la emisión de una serie de revisiones a la baja de los beneficios, y de que tuviese que admitir que no cumplirá sus objetivos financieros para 2015. Algunos inversores pidieron incluso la dimisión del consejero delegado. Hainer se negó a marcharse. Cuando se le ha preguntado por los malos resultados de la compañía y por el abandono anticipado de su cargo, su respuesta siempre ha sido que su contrato tiene vigencia hasta 2017.

Adidas comunicó un crecimiento de las ventas en todas las regiones excepto Rusia. Las ventas aumentaron un 21% en China y un 11% en Europa occidental. La exposición al convulso mercado ruso siguió afectando a los márgenes de la compañía. Adidas tiene una fuerte presencia en Rusia, donde el ligero aumento de las ventas de la marca Reebok se vio compensado con creces por una caída de las ventas de la firma Adidas. Las ventas totales del grupo en Rusia y en la comunidad de estados independientes descendieron un 3% en el primer trimestre. Los analistas han señalado que esperan que los efectos del rublo ruso golpeen con mayor dureza en el primer trimestre de este año, y que "se percibe alivio en el futuro".

Las ventas del segmento de golf de Adidas, TaylorMade-Adidas Golf, prolongaron su caída en el trimestre. Algunos analistas habían previsto que la división volviese a valores positivos por primera vez en más de un año. Sus ventas descendieron un 9% ajustadas a las fluctuaciones de la divisa. Adidas ha recibido críticas por responder con demasiada lentitud al descenso generalizado del interés por el golf, al sacar demasiados productos al mercado y saturarlo. Hainer señaló a principios de este año que esperaba que la división TaylorMade mejorase "significativamente" en 2015.

Las ventas en Norteamérica, un talón de Aquiles para Adidas en la última década, subieron un 7% sobre una base de neutralidad de la divisa. La compañía lucha desde hace años para recuperar la posición de dominio que tuvo en el mercado estadounidense, y el pasado otoño cayó al tercer lugar por detrás de la nueva firma Under Armour en ventas de ropa y calzado deportivo. En abril del año pasado, Adidas encargó al veterano de la compañía Mark King liderar un giro en su división norteamericana.

La nueva estrategia norteamericana de Adidas incluye un aumento de su presencia en Nueva York y Los Ángeles, centrándose en los deportes estadounidenses y realizando campañas de márketing todos los trimestres durante los tres próximos años. También anunció a principios de este año que no renovará su contrato con la Asociación Nacional de Baloncesto cuando venza su contrato en 2017.

La marca Reebok, que Adidas adquirió en 2006 por 3.000 millones de euros, comunicó otro trimestre de crecimiento de las ventas, de un 9% en el año. Aunque en un principio tuvo dificultades para obtener rendimientos de la adquisición de Reebok, Adidas ha convertido el patrocinio de la NFL y la NBA en una marca deportiva. Los inversores han presionado para que Adidas escinda su filial Reebok y, el año pasado, un consorcio de inversores expresó su interés en comprar la marca. Hainer no quiso hacer declaraciones sobre la oferta entonces, pero en marzo declaró que vender Reebok sería "estúpido".

Adidas confirmó sus previsiones para el año. La compañía celebrará su junta anual en Fürth, Alemania, el 7 de mayo.

Si quieres compartir...