• Actualidad Nacional
  • 28 de Feb, 2015

Las redes sociales aceleran el declive del comercio tradicional

 Las redes sociales inducen al consumidor a querer gastar más después de interactuar con sus marcas favoritas en Internet. Según el informe Total retail 2015, elaborado por PwC con 19.000 entrevistas en 19 países, las redes sociales se imponen como modelo de tienda del futuro. Prueba de ello es que el 62% de los consumidores se siente más tentado a comprar después de interactuar a través de Facebook, Twitter o Instagram, entre otras plataformas.

El informe expone que el 52% de los usuarios que compra on line lo hace a través de Facebook. Además, el 24% interactúa con la marca en las redes sociales antes de adquirir los productos para informarse; del mismo modo que el 45% lo hace para conseguir promociones exclusivas. Otro 24% opta por la recomendación de los demás seguidores, mientras que un 19% participa en juegos promocionales.

"El hecho de que el consumidor conecte con una marca en las redes sociales es porque mantiene un vínculo con ella y ésta forma parte de su vida cotidiana", afirma el community manager de Televisión Española, Daniel Usurralde.

El nuevo modelo de comercio

El estudio señala un cambio en el paradigma comercial ya que demuestra que el 36% de los encuestados acude semanalmente a una tienda física, mientras que un 41% prefiere Internet.

Las redes sociales son tendencia mundial a la alza. El socio responsable del sector retail y consumo de PwC, Javier Vello, asegura "que el comercio por Internet en España está por debajo de la cuota mundial porque el consumidor necesita interactuar aún con el vendedor". La tienda física aporta valor añadido a la personalización de la compra y las necesidades del consumidor. Vello propone a las tiendas tradicionales "crear una nueva experiencia de compra en la que el local físico se convierta en un simple showroom de escaparates de productos para luego comprarlos a través de la tienda on line".

En España el e-commerce sigue verde

A pesar de que la tendencia indica que en el largo plazo la inmersión digital de la población será dominante, "en España el e-commerce y el retail aún no han madurado lo suficiente como para imponerse al modelo de tienda tradicional", confirma Vello.

En España no todos los consumidores son nativos de Internet y, por ello, la mayoría no lo conciben como una herramienta útil para consumir. La plataforma Pymec Comercio manifiesta que desde su soporte empresarial "asesora a los pequeños comerciantes en la creación de un escaparate virtual para atraer consumidores".

La patronal catalana de pymes discrepa con el estudio de PwC "ya que en ningún caso se debe sustituir la tienda habitual por una on line porque se destruiría el comercio tradicional de barrio, imprescindible para el sistema de mercado español".

Si quieres compartir...