• Actualidad Nacional
  • 19 de Ene, 2015

El impacto global de la obesidad supone el 2,8% del PIB mundial

Bank of America Merril Lynch ha elaborado un estudio sobre las consecuencias económicas de la obesidad. Concluye que supone el 2,8% del PIB mundial y que sus costes sanitarios son un 40% más altos que en pacientes con peso normal.

Sarbjit Nahal, jefe de inversión temática de esta entidad, señaló que "la epidemia de la obesidad puede ser el desafío sanitario más apremiante que enfrenta el mundo hoy en día". A nivel mundial, 1.400 millones de personas tienen sobrepeso y 500 millones son obesos, según la Organización Mundial de la Salud. En los Estados Unidos, casi una quinta parte de la mortalidad está asociada con este problema. Esto supone un coste anual de 190.000 millones de dólares, es decir, el 21% del gasto médico anual del país.

El estudio indica que el número de personas con obesidad se ha triplicado desde 1980. La tendencia tiene visos de seguir aumentando a largo plazo, dado que ningún país ha conseguido luchar de forma seria contra este problema. Así, se calcula que para el 2030 la mitad de la población mundial estará por encima de su peso recomendado.

El impacto económico global de la obesidad supone dos billones de dólares, el equivalente al 2,8% del PIB mundial. Es un impacto que comparan con el causado por el tabaquismo, las guerras o el terrorismo. Además, los expertos sitúan a la obesidad como la quinta causa de muerte a nivel mundial (3,4 millones de adultos al año), ya que el exceso de peso aumenta el riesgo cardiovascular y de padecer diabetes, artritis o cáncer. El informe elaborado por Bank of America Merril Lynch concluye que los costes sanitarios son un 40% superiores para los pacientes con esta dolencia, respecto a los pacientes con un peso normal. Los autores afirman que "los costes futuros pueden ser abrumadores, especialmente dados los elevados niveles de obesidad infantil y la creciente obesidad en el mundo emergente".

El equipo de estrategia de inversión temática de Bank of America Merrill Lynch observa que en los últimos dos años más de una decena de países han empezado a aplicar impuestos especiales sobre alimentos con un nivel elevado de grasas y azúcares. Asimismo, los consumidores de países desarrollados están empezando a mostrar preferencia por alimentos frescos y saludables. Así, calculan que el mercado de salud y bienestar asociado a la alimentación ha alcanzado un valor de 932.000 millones de dólares en 2014.

Desde la firma indican que este tipo de compañías se caracterizan por presentar altos niveles de crecimiento, con márgenes elevados, de tal manera que podrían alcanzar una capitalización conjunta de 1,1 billones de dólares en 2019. Se han identificado cuatro grandes puntos de entrada a lo largo de la cadena de valor, presentes actualmente en la temática de inversión de lucha contra la obesidad: Compañías farmacéuticas y biotecnológicas, bebidas y alimentación, control del peso y nutrición y empresas de equipamiento deportivo y ropa deportiva. El equipo de estrategia de inversión temática ha identificado hasta 90 empresas cotizadas que de alguna forma promueven la salud y la lucha contra la obesidad. AstraZeneca, Johnson & Johnson, Nestlé, Coca-Cola, Danone, Kraft Foods, Nike o Adidas son algunos de los nombres más reconocibles de la lista.

Si quieres compartir...