• Actualidad Nacional
  • 11 de Dic, 2014

Llega Deportunity, el nuevo portal de compraventa de artículos deportivos de segunda mano

Nunca antes había sido tan cómodo y tan sencillo comprar y vender productos deportivos de segunda mano a través de Internet en España. Deportunity no sólo es el primer marketplace orientado exclusivamente a la compraventa de artículos de deporte nuevos o seminuevos entre particulares, sino también el primer ecommerce de estas características que gestiona el envío de los pedidos y administra las transacciones. El objetivo es dotar de una plataforma sencilla, cómoda y, muy especialmente, segura a quien quiera dar salida a aquello que ya no necesita mediante un canal especializado.

Creado por tres emprendedores aficionados al deporte, el portal acaba con los dos principales obstáculos que encuentra actualmente quien está interesado en adquirir o vender material deportivo a particulares en Internet: las dificultades logísticas, sobre todo cuando implica el transporte de productos de gran volumen, y el recelo a la hora de cerrar el trato por temor a la falta de garantías.

Hasta el momento, el principal recurso para la compraventa de artículos deportivos usados eran las webs que funcionan en la práctica como grandes tablones de anuncios clasificados de todo tipo de productos y que, o bien no permiten la compra directa a través de la página, o bien dejan en manos de sus usuarios la negociación de las condiciones. “Por propia experiencia, sabemos que cuestiones como quién asume los gastos de envío o la elección del método de pago representan un freno evidente para llegar a un acuerdo a distancia entre dos desconocidos”, señala Yaye Cáceres, CEO de Deportunity.

Por este motivo, Deportunity ha decidido responsabilizarse de la logística y del proceso de pago para demostrar que el comercio online entre particulares no tiene por qué ser una fuente de preocupaciones. El resultado es una plataforma que promueve el consumo inteligente de material deportivo al combatir los miedos a la compra de segunda mano en la Red.

Adiós a las trabas de las condiciones de envío
Tan simple como subir las imágenes del producto a la web, describir sus características, fijar el precio y, una vez vendido, empaquetarlo y esperar a que la empresa de mensajería coordinada por Deportunity pase por casa a recogerlo en un período de 48 horas. El innovador servicio de ecommerce aporta una solución única en el sector al encargarse del envío y seguimiento del pedido con el fin de resolver uno de los principales quebraderos de cabeza para el vendedor.

“Si quieres vender algo que ya no utilizas en Internet estás obligado a convertirte en un experto en logística para dominar variables como el peso o la volumetría, calcular precios, seleccionar la empresa de transporte más adecuada y estar pendiente de la entrega. Las dificultades se multiplican en el caso de objetos de deporte voluminosos como puede ser una bicicleta. Por todo ello, decidimos automatizar este proceso“, explica el CTO de la startup, Raúl Morales.

Para publicar un anuncio, el sistema solicita al usuario que introduzca el peso y los datos volumétricos del producto –alto, ancho y largo–. Así puede calcular al instante los gastos de envío que asumirá el comprador en función de variables como el lugar de origen y destino y en los que siempre se aplica la tarifa más competitiva gracias a los acuerdos con las principales empresas de transporte.

Además, comprador y vendedor están informados en todo momento, mediante un código de tracking, sobre el estado del pedido y la fecha de recepción.

Un método de pago homogéneo para aumentar la confianza del comprador online
El usuario que adquiere un artículo a través de Deportunity nunca paga directamente al vendedor. La web retiene el cobro hasta que recibe el pedido y comprueba que el producto se corresponde con la descripción anunciada. Si todo es correcto, la plataforma efectuará la transferencia al vendedor –los días 5 o 20 del mes siguiente–, en función del período de facturación en el que se haya llevado a cabo la entrega.

Al implantar un proceso de pago homogéneo para todos sus usuarios, evita que estos tengan que negociar las condiciones directamente entre ellos y los protege ante situaciones de estafa.

Asimismo, el desarrollo de Deportunity ha puesto especial atención en el diseño de un sistema transparente y fiable en el que la comunidad de usuarios interactúa en abierto mediante el envío de mensajes públicos.

Para reforzar la confianza mutua entre usuarios, la plataforma clasifica al vendedor mediante un código de medallas –diamante, platino, oro, plata y bronce– a partir de la valoración de los compradores, que miden su nivel de satisfacción en función de criterios como la disponibilidad del anunciante para resolver sus dudas sobre un producto.

Con una inversión inicial de 25.000 euros, los fundadores de Deportunity prevén que su escaparate supere los 1.000 productos publicados antes de final de año y los 50.000 a mediados de 2015.

La plataforma que promueve las segundas oportunidades para los artículos de deporte
Anunciar un producto en Deportunity es gratuito y simplemente se aplica una comisión por el servicio cuando éste se vende –el 20% del precio de venta cuando es inferior a 100 euros; el 15% entre 100 y 500 euros; el 10% entre 500 y 1.000 euros y el 5% si es superior a 1.000 euros–. Desde el mismo instante en el que el vendedor fija la cifra de venta, el sistema calcula los ingresos finales que obtendrá una vez aplicada la comisión de Deportunity.

Como el contenido se estructura por modalidades deportivas (ciclismo, running, fitness, tenis, etc.), el comprador puede localizar de forma rápida lo que le interesa. “De ese modo, se reducen los tiempos de venta para dar una segunda oportunidad y sin esfuerzo a esos objetos que acumulan polvo en cualquier rincón”, asegura el CMO, Rubén Mahugo.

Si quieres compartir...