• Actualidad Nacional
  • 24 de Nov, 2014

El 44% de los españoles son inactivos

El estudio "Actividad física y deporte: Un nuevo enfoque del bienestar", realizado por IESE y el grupo Ingesport, concluye que el 44% de los españoles son inactivos. Destaca también que el 13,5% de las muertes que se producen en nuestro país podrían evitarse con la práctica de ejercicio físico regular. 

El coordinador de este estudio, José Ramón Pin, profesor del IESE Businnes School, explicó que este dato conlleva un problema "gravísimo de sedentarismo" que se traduce en el deterioro de la salud a través de enfermedades tales como obesidad, sobrepeso o patologías coronarias. Pin concretó que el 13,5% de las muertes que se producen en España podrían evitarse introduciendo el ejercicio físico, es decir, 53.600 fallecimientos de los 410.000 que se produjeron en 2013.

Para él, resulta "preocupante" el elevado número de personas que no practican ningún tipo de ejercicio. En una comparativa con los países de nuestro entorno europeo, Alemania es el país que menor número de personas sedentarias registra (29%), seguido de Reino Unido (35%), Francia (42%), España (44%) e Italia (60%). En cuanto al porcentaje de personas que hacen ejercicio con regularidad en España, detalló que es un 15%, seguido de Reino Unido (10%), Francia (8%), Alemania (7%) e Italia (3%).

Además, indicó que "el coste económico de la inactividad es enorme y que la baja productividad como consecuencia del sedentarismo le cuesta a España 2.500 millones de euros al año. Si invertimos un euro en promoción deportiva, tenemos un ahorro aproximado de 50 euros en gasto sanitario acumulado durante 15 años. Por cada euro per cápita invertido en esta materia, se incrementa en 0,20-2,80% el número de gente que realiza tres horas o más de actividad física a la semana".

En relación con el número de horas lectivas de educación física, afirmó que los niños de Educación Primaria en España en el curso 2011-2012 tuvieron 53 horas de educación física, que se redujeron a 35 horas en Educación secundaria. : "Cuanto mayores son nuestros niños, menor es el deporte que hacen en la escuela pública. En vez de progresar, regresamos". Asimismo, subrayó que "en la mayor parte de los países europeos (Alemania, Suecia, Holanda, Polonia, Finlancia, Irlanda, Austria y Dinamarca) existen estrategias nacionales de promoción de la actividad física, mientras que en España existe más de una estrategia nacional, abarcando distintos aspectos sectoriales, y estrategias regionales. No hay una coordinación general entre ellas".

Sobre los recursos financieros destinados a la promoción de la actividad física en España, Pin matizó que el gasto en esta materia es eminentemente privado, es decir, de las familias (61,7%), mientras que el 38,3% proviene de las administraciones públicas.

En este contexto, el profesor apuntó que el gasto en materia de deporte "ha decrecido en los últimos años como consecuencia de las llamadas políticas de austeridad. Entre 2010 y 2012 se redujo en un 17,6%, experimentando un recorte más acusado en el gasto público (-32%) que en el de los particulares (-5,4%)".

A su juicio, "siempre se recorta en lo que parece menos necesario a corto plazo, pero luego resulta vital a largo plazo". En esta línea, detalló que prácticamente el 80% del gasto público en España proviene de diputaciones provinciales y ayuntamientos y señaló que hay determinadas cuestiones en las que el sector público debe estar presente como por ejemplo "facilitando la puesta en servicio de instalaciones deportivas o apoyando los clubes de deporte base".

Por otra parte, Pin se refirió al IVA asociado a la actividad deportiva y destacó que discrimina "en contra de la iniciativa privada", pues mientras que el uso de instalaciones y servicios por parte de ésta se grava al 21%, están exentas de este tributo cuando se trata de entidades públicas o privadas con carácter social.

El informe recoge una serie de recomendaciones que expuso el propio profesor: Realizar una auditoría exhaustiva de los costes de la inactividad física y crear una nueva estrategia nacional de promoción del deporte; fortalecer la capacidad de los ayuntamientos y diputaciones provinciales; reducir el IVA y aplicar desgravaciones fiscales a empresas; crear un sorteo o lotería cuyos fondos se destinen a promover la actividad física.

Finalmente, aconsejó estudiar acuerdos con el deporte de élite para destinar fondos que financien el deporte base; estudiar un modelo de cheques de financiación de la actividad física beneficiosa para la salud; elaborar una estrategia nacional público-privada; y acordar una estrategia nacional de desarrollo del turismo deportivo.

Si quieres compartir...