• Actualidad Internacional
  • 07 de Nov, 2014

Gore, comprometida con el medio ambiente en China y en Europa

El alpinista extremo Stefan Glowacz y el responsable de sostenibilidad de Gore Fabrics, Bernhard Kiehl, visitaron el pasado mes de septiembre la planta de W. L. Gore & Associates (“Gore”) en Shenzhen, China. El motivo de la visita era entender de primera mano la situación actual del sector textil, las condiciones laborales y los programas medioambientales de la región.

Para ello Glowacz visitó la planta de Gore y la fábrica de Charming Enterprises Ltd, uno de los licenciatarios de prendas Gore. El alpinista también se reunió con representantes de la oficina local de protección medioambiental, el Shenzhen Futian Environmental Protection Bureau (EPB), para conocer los desafíos a los que se enfrenta la zona de Shenzhen. Según la Clothing Industry Training Association de Hong Kong (CITA), una de las prioridades del sector en la región es mejorar la cualificación de sus empleados y directivos, para adaptarse a la nueva deriva enfocada a aumentar los salarios, en una economía cada vez más orientada a los servicios.

En febrero de 2014, Glowacz visitó la planta de producción de laminados GORE-TEX® en Putzbrunn, Alemania.   En septiembre, de regreso de Borneo tras un proyecto de escalada, el alpinista aceptó la invitación de Gore de visitar la planta de Shenzhen para comprobar de primera mano el modo en que Gore aplica sus prácticas medioambientales y su exclusiva cultura corporativa en todas sus plantas de producción.

Las mismas prácticas en Shenzhen que en el resto del mundo
Durante la visita a la planta de Gore Fabrics, Glowacz comprobó que en Shenzhen se aplican las mismas prácticas en materia de salud, seguridad y medio ambiente que en Putzbrunn, Alemania. Estas prácticas abarcan desde equipos de producción cuya misión es la seguridad, hasta sistemas de control de las emisiones y CO2, la conservación de los recursos energéticos y el reciclaje. Al igual que el resto de las plantas de producción de laminados Gore, la de Shenzhen ha superado la auditoría bluesign®, uno de los estándares medioambientales más estrictos del sector textil. Además, la planta de Shenzhen fue la segunda planta de Gore Fabrics en obtener la certificación ISO 14001 en 2013.

Desafíos para la implementación de los estándares
Glowacz también se reunió durante su visita con representantes de la oficina local de protección medioambiental (EBP) del área de Shenzhen Futian. La reducción de las emisiones de partículas y el control de las aguas residuales fueron dos de los temas centrales de la reunión, donde se hizo referencia al premio medioambiental otorgado a Gore en 2013 por sus estándares en el ámbito social, de la salud y el medio ambiente. Actualmente, el EPB solo permite la entrada en la región a empresas responsables que presenten un impacto medioambiental moderado y una buena gestión de las emisiones, perfil que Gore cumple a la perfección.

La CITA ofrece formación y apoyo en Asia
Con sede en Hong Kong, el papel de la CITA es proporcionar formación a los fabricantes y proveedores de la región sobre las modernas prácticas de producción y gestión, que incluyen cuestiones medioambientales. Ofrecer formación sobre el índice Higg, una herramienta empleada en el sector para medir el rendimiento social y medioambiental de las prendas y el calzado, es sólo un ejemplo de la oferta actualizada que facilita esta organización.

Si quieres compartir...