• Actualidad Nacional
  • 27 de Jun, 2014

Miguel Sport, punto y final a un socio histórico de Intersport

 Como ya avanzó Tradesport el pasado 21 de marzo, Miguel Sport, uno de los socios más emblemáticos –e históricos- de la cadena Intersport, se ha visto obligado a cerrar sus tiendas por culpa principalmente de la importante deuda contraída con la central. Este 27 de junio, la tienda ubicada en Lugo ha cerrado definitivamente sus puertas tres meses después de haber declarado la sociedad en concurso de acreedores y e iniciar la fase de liquidación.

Aunque con este cierre, Intersport se queda de forma momentánea sin ningún asociado en la provincia de Lugo, el máximo responsable de Miguel Sport, Miguel Moure Bourio ha explicado a Tradesport que la Central se hará cargo (si acaban bien las negociaciones) de una de las dos tiendas Miguel Sport (la ubicada en la calle Obispo Aguirre ), que reabrirá sus puertas dentro de aproximadamente un mes ya bajo la gestión directa de la cooperativa. La otra tienda, cerrada desde hace algunas semanas, y ubicada en Monforte de Lemos, ha sido cedida por la Central a uno de sus socios en la zona, Fernando Bouso (de Bouso Sport) para que la gestione de nuevo.

Una deuda que marca el fin de una larga trayectoria
Como hemos dicho, la deuda contraída con Intersport, socio desde el año 1982, obligó a la empresa familiar Miguel Sport, a entrar en concurso de acreedores. La bajada de las ventas como consecuencia de la crisis fue lo que llevó a la veterana empresa lucense a una situación complicada. A ello se sumó la apertura de la macro tienda de Decatlón en As Gándaras, que canalizó buena parte de las compras y que supuso un varapalo para las empresas lucenses del sector.

Aunque a priori la continuidad del negocio dependía de si al grupo de compra le interesaba seguir con su enseña en Lugo, las partes no llegaron a un acuerdo con quitas y esperas de la deuda y Miguel Sport no ha tenido más remedio que cerrar.

Empresa con tradición
Miguel Sport tiene tras de sí una larga tradición familiar que se remonta a dos generaciones anteriores, lo que hacen de este negocio uno de los pocos centenarios que quedaban en Lugo. La actividad empezó en el año 1898, con los abuelos maternos de Moure Bourio. En el año 1945 se incorporó su padre y añadió armería y pesca. Cuando él empezó a trabajar en 1965 añadió todo aquello necesario para la práctica del baloncestos y del fútbol, entre otros deportes.

En el año 1982 Miguel Sport apostó, por el grupo internacional de compras Intersport, con una red de más de 300 tiendas. en España. La decisión de integrarse en esta red la adoptaron con la intención de no perder el tren y poder competir con distribuidoras de material y ropa deportiva como El Corte Inglés o Decatlón.

En los últimos años las riendas del negocio las llevaba Miguel Moure Acuña, que tomó el relevo de su padre cuando se jubiló. La crisis, sin embargo, ha acabado con las ilusiones de esta empresa histórica...

Si quieres compartir...