• Actualidad Internacional
  • 14 de May, 2014

Puma retrocede casi un 30% en otro trimestre de transición

La compañía de moda deportiva, propiedad del conglomerado de marcas de lujo y lifestyle Kering, concluye el primer trimestre con una caída del 29,2% en su resultado neto. La empresa, cuyas ventas han retrocedido un 7,1% en el periodo, se centra en reducir costes para hacer “más rápida” su estructura con decisiones como el cierre de su centro de desarrollo de Vietnam.

Según ha explicado la compañía con motivo de su presentación de resultados, el complejo de desarrollo de producto que la empresa poseía en Vietnam echó el cierre el pasado 2 de mayo. “Nuestros desarrolladores se han trasladado a las salas de muestras de nuestros proveedores para hacer más rápido nuestro proceso de desarrollo de producto, mientras el personal de oficina se ha trasladado a una nueva sede en Ho Chi Minh”, ha señalado Puma. La empresa se encuentra ahora en proceso de venta del complejo, denominado Puma Village.

El grupo, que ha ganado 35,6 millones de euros en el primer trimestre del ejercicio (frente a los 50,3 millones de euros del mismo periodo de 2013), atribuye el descenso de su beneficio a la volatilidad de la moneda.

A cierre de los tres primeros meses del ejercicio, la empresa ha registrado unas ventas de 725,7 millones de euros, frente a los 781,6 millones de euros de un año antes. Puma ha reducido sus ventas en todas las áreas geográficas en que opera, con caídas del 3,1% en Emea, del 9,6% en América y del 11,6% en Asia. Por productos, en cambio, la compañía ha registrado una disminución del 14% de sus ventas de calzado y del 4% en ropa, mientras los accesorios han elevado su negocio un 4,3%.

Si quieres compartir...