• Actualidad Internacional
  • 09 de May, 2014

El CEO de Adidas, en la mira de los accionistas por los últimos resultados

El fabricante alemán de artículos deportivos Adidas redujo en el primer trimestre del año el beneficio neto hasta 204 millones de euros, un 33,5 % menos que en el mismo periodo de 2013. La empresa germana informó recientemente de que la facturación cayó entre enero y marzo un 6 %, hasta 3.530 millones de euros, en comparación con el monto logrado en los mismos meses del ejercicio anterior, por la fortaleza del euro y las dificultades en Rusia por la depreciación del rublo. Cabe destacar que el volumen de negocios se hubiera mantenido si no se tienen en cuanta los efectos negativos del tipo de cambio.

El beneficio operativo empeoró en los tres primeros meses del ejercicio un 31,4 %, hasta 303 millones de euros, después de que cambios estratégicos en el ciclo de introducción de productos lastraran el resultado de su filial de golf TaylorMade.

El presidente de Adidas, Herbert Hainer, dijo que “nuestros resultados del primer trimestre reflejan el esperado difícil comienzo del año 2014″. La caída de la facturación en la división de golf TaylorMade y los efectos negativos del tipo de cambio no pudieron ser compensados por el crecimiento en países europeos con economías emergentes, en China y en las tiendas propias. Adidas apuesta por los impulsos del mundial de fútbol en Brasil y prevé un aumento de la facturación en una cifra alta de un dígito en 2014.

Este panorama no hizo más que desatar las furibundas críticas al CEO de Adidas por parte de Ingo Speich, gerente de Union Investment, uno de los principales fondos de inversión con acciones de la firma alemana. Speich declaró al diario Frankfurter Allgemeine que, en su opinión, Adidas ha perdido el rumbo y no acierta a enfocarse en un sus metas principales, situación que está siendo aprovechada por Nike para arrebatarle un creciente número de clientes europeos, tradicionalmente más fieles a la marca de las tres tiras. Para peor, justo en el año de la celebración de un nuevo campeonato mundial de fútbol.

El gerente de Union Investment desestimó además que Adidas pueda cumplir con la promesa de alcanzar un margen de ganancias del 11 por ciento para el año 2015 y cerró sus críticas asegurando que la extensión del contrato de Herbert Hainer hasta 2017 fue un claro error de la firma.

Si quieres compartir...