• Actualidad Internacional
  • 26 de Abr, 2014

China intermedia en la huelga masiva del calzado tras la amenaza de Adidas de abandonar la planta

El Gobierno chino toma cartas en el asunto. La actividad ha vuelto a Yue Yuen International, uno de los principales fabricantes de calzado del mundo, después de que más de 10.000 de sus trabajadores protagonizaran una de las huelgas de mayor magnitud del sector en el país. El Ejecutivo de Pekín ha exigido a la compañía que abone los pagos adeudados a sus trabajadores después de que Adidas haya empezado a trasladar parte de su producción a otras fábricas de la región.

Tras dos semanas de huelga masiva, el Gobierno chino ha intermediado en el conflicto que enfrentaba a los trabajadores de las plantas de Dongguan y Jiangxi con la empresa. Pekín ha obligado a la compañía a atender las exigencias de la plantilla y abone los pagos atrasados a la seguridad social y al fondo de vivienda.

La producción ha regresado a las fábricas después del anuncio del Gobierno y del compromiso de la compañía a hacer efectivos los pagos el próximo 1 de mayo. La intervención del Ejecutivo se producía justo después de que Adidas empezase a trasladar parte de su producción de la planta de Dongguan a otras fábricas de la zona.

La compañía alemana de equipamiento deportivo aseguró ayer que ya había trasladado pedidos a otras proveedores cercanos a la fábrica de Yue Yuen International para minimizar el impacto en su aprovisionamiento y mantener la cadena de valor en la región, según Bloomberg.

www.modaes.es

Si quieres compartir...