• Actualidad Nacional
  • 07 de Abr, 2014

El 55% de los trabajadores tiene sobrepeso

Según los datos recogidos por Sociedad de Prevención de Fremap en los 790.000 reconocimientos médicos realizados a trabajadores de diversas empresas durante 2013, un 55% de los trabajadores españoles presentan índices de peso por encima de lo normal para su talla, si nos regimos por los indicadores de la OMS para medir el índice de masa corporal (IMC). 

Según este estudio, casi un 17% de las personas analizadas presentaban obesidad en alguno de sus grados. La obesidad es una enfermedad crónica y tratable que se puede prevenir y que se caracteriza por acumulación excesiva de grasa en el organismo.

Estos exámenes arrojan también la conclusión de que el sobrepeso y la obesidad afectan más a los trabajadores masculinos que a las mujeres: aproximadamente el 60% de las mujeres trabajadoras presentan un peso normal, mientras que en los hombres este porcentaje de normopeso es del 34 %. Por edades, el grupo de la población trabajadora al que más le afecta el sobrepeso es el comprendido entre 51 y 60 años, con un 48% del colectivo afectado por esta situación y un 25% afectado por obesidad.

Un dato curioso del estudio es que por grupos de edad el sobrepeso y/o la obesidad crecen más o menos en 10 puntos porcentuales por cada tramo de 10 años. Así, los trabajadores de entre 21 y 30 años tienen una media de normopeso del 59%; los de entre 31 y 40 años, del 48%; los de entre 41 y 50, del 37% y los que tienen entre 51 y 60, del 28%. Los trabajadores de entre 61 y 65 años, que solo son un 2,7% de los analizados, presentan sobrepeso u obesidad en el 67% de los casos.

El sobrepeso y la obesidad son el quinto factor de riesgo de defunción en el mundo. Según la OMS, cada año fallecen 2,8 millones de personas adultas por esta causa. Se define "Obesidad" como la situación de una persona cuando su IMC (índice de masa corporal), resultado del cálculo entre estatura y peso, es igual o superior a 30 kg/m2. También se puede definir la obesidad según la medida de la cintura, considerándose obeso si es igual o superior a 102 cm en varones y 88 cm en mujeres.

Antes este era un problema de países con altos ingresos (desarrollados), pero hoy día también está en aumento en los países con ingresos bajos. La obesidad en las mujeres de países con menos nivel económico es más del doble que entre los de nivel económico alto. La principal causa de esta dolencia es la Ingesta de calorías superior a las que necesita el cuerpo junto a menor actividad física de la que sería conveniente. La herencia es otro factor importante: el riesgo de hijos de obesos es 10 veces superior a lo normal.

Según un estudio del Ministerio de Sanidad, la frecuencia de obesidad en la población adulta española aumentó un 3,8% de media (2% en mujeres y 5,7% en hombres) desde 2001 a 2012. Esta tendencia se observó en todos los grupos de edad, excepto en las mujeres de 45 a 64 años, en las que la prevalencia de la obesidad se redujo un 2,6% en ese período.

Algunas consecuencias de la obesidad son el aumento de las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión arterial, diabetes, enfermedades degenerativas de las articulaciones, apnea del sueño e, incluso, algunos cánceres: de piel, mama, endometrio y colon.

Si quieres compartir...