• Actualidad Nacional
  • 12 de Feb, 2014

El pequeño comercio catalán inicia un cambio de tendencia y consigue crear empleo en 2013

El pequeño comercio catalán ha iniciado un cambio de tendencia en la creación de empleo que tiene su origen en el último trimestre del 2013, cuando el empleo aumentó un 4,61%, lo que se traduce en 13.200 nuevos puestos de trabajo y en el mayor incremento intertrimestral de los últimos seis años, volviendo a niveles de 2008.

Así lo han explicado este martes en rueda de prensa el presidente de la Confederación de Comercio de Catalunya (CCC), Pere Llorens, y su secretario general, Miquel Àngel Fraile, que han presentado el Informe del comercio catalán 2014.

Han celebrado las cifras, pese a que la mayor parte del empleo creado es temporal, y han indicado que en los seis últimos años de crisis económica el sector ha perdido un 10% de su masa laboral, lo que representa más de 33.900 puestos de trabajo --el comercio al detalle emplea actualmente a 299.600 trabajadores--.

Fraile ha explicado que 2012 fue un año muy negativo, y que 2013 todavía empezó "peor", si bien el último trimestre ha logrado un cambio de tendencia que espera consolidar este 2014 en materia de empleo y ventas, pese al cierre de comercios que se realizó el año pasado.

En concreto, el resultado de los cierres y nuevas aperturas realizadas el año pasado da un saldo negativo de 2.245 locales: "2013 ha sido un año durísimo, y 2012 también. La capacidad de resistencia tiene unos límites y cuatro años seguidos no todo el mundo los puede aguantar", ha mantenido Fraile.

Los subsectores más afectados por los cierres son la alimentación y el equipamiento del hogar, por lo que Fraile ha urgido al Gobierno a elaborar un plan para reactivar al sector del mismo modo que lo ha hecho con la automoción, y Llorens ha defendido que "los comerciantes reaccionan y hacen grandes esfuerzos en campañas de dinamización" como sorteos, tarjetas de fidelización y aplicaciones para los móviles, aunque no es suficiente.

LAS VENTAS REDUCEN SU CAÍDA

Las pérdidas en ventas siguen reduciéndose por tercer año consecutivo, pese a que todavía no se han alcanzado números positivos: las ventas cayeron un 4,1% en 2013, frente a la caída del 5,7% del año anterior, aunque Catalunya es la comunidad que más facturación aporta al cómputo estatal, con 37.719.305 miles de euros, el 17,92% del total, y es, junto con Canarias, la única que ha aumentado ventas.

"Si seguimos esta tendencia se podría equilibrar la cifra y no entrar en una deriva negativa. Éstas son nuestras previsiones, pero no lo podemos garantizar", ha dicho Fraile, que se ha remitido a las rebajas de invierno de enero, para las que se preveía un crecimiento de entre un 3% y un 5%, pero se han mantenido respecto al año anterior.

Asimismo, ha indicado que mientras no se reduzca el desempleo y los clientes lo noten en su bolsillo, no se consolidará la recuperación: "Los verdaderos creadores de riqueza son los consumidores. Cuando compramos, decidimos quién trabaja. La riqueza se creará si se compra en el pequeño y mediano comercio, que somos los que más empleo generamos"

Si quieres compartir...