• Actualidad Nacional
  • 05 de Feb, 2014

La confianza del consumidor repunta en enero tras la caída de diciembre

La confianza de los consumidores ha vuelto a repuntar en enero respecto al descenso experimentado en diciembre de 2013, tanto por una mejora de la percepción de la situación actual como por un incremento de las expectativas de futuro.
El Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) difundido hoy por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) se ha situado en 77,7 puntos, 6,7 puntos más que un mes antes y 22 puntos más que en enero de 2013. El indicador sigue estando por debajo de los 100 puntos que marcan el límite entre una percepción favorable y optimista, y una negativa y pesimista, aunque cada mes se acerca más a este punto de equilibrio.

Centrándose en la valoración de la situación actual, la confianza de los consumidores ha tenido una evolución “claramente positiva”, como resultado de una mejor percepción general de la economía y del mercado de trabajo, cuyos niveles se acercan a los registrados a finales de 2007 y principios de 2008. También crece, aunque de manera más moderada, la percepción actual de la situación de los hogares y se mantiene en valores similares a los observados durante 2011. El CIS indica que se ha detectado una evolución claramente positiva desde los mínimos de confianza registrados en julio de 2012, al tiempo que se ha reducido la “enorme brecha” que se había producido entre los distintos componentes del indicador desde finales de 2007.

En cuanto a las expectativas de futuro, la evolución es “claramente positiva” y con características similares a las comentadas en cuanto a la situación actual, con grandes crecimientos en cuanto al mercado de trabajo y a la situación económica general, y un aumento más moderado de la situación de los hogares. Según el CIS, en enero vuelven a subir con claridad las expectativas de ahorro y consumo duradero, se mantiene una cierta confianza en la estabilidad de los tipos de interés y continúa existiendo una gran desconfianza respecto a la evolución de los precios en el futuro.

Según el sondeo que el CIS usa como base de este indicador, en enero ha disminuido el porcentaje de españoles (43,6 %) que cree que su situación económica actual es peor que hace seis meses, en tanto que el 48,9 % la ve igual y sólo un 7 % dice que ha mejorado. Aquellos que creen que su situación ha empeorado siguen señalando como causas el alza continuada de precios, la disminución de los ingresos familiares y la situación de desempleo de alguno de los miembros del hogar. Mejora el porcentaje de quienes aseguran ahorrar “un poco de dinero” a final de mes (29,6 %), se mantiene el de quienes llegan justo (42,4 %) y quienes tienen que echar mano de sus ahorros (15,7 %), en tanto que disminuye el de quienes se ven obligados a contraer deudas (7,9 %).

La situación del país sigue siendo peor percibida, aunque mejora respecto al mes pasado, ya que el 52,4 % cree que la economía española ha empeorado en el último medio año, entre otras cosas porque una de cada cuatro personas sigue teniendo en su entorno a una o dos personas en paro y buscando trabajo. Sin embargo, el porcentaje de personas que cree que las posibilidades de encontrar un puesto de trabajo han empeorado es menor (52,5 %). El 52 % cree que su economía doméstica será igual dentro de seis meses, frente al 26,3 % que opina que irá a peor, un porcentaje algo mayor que el mes anterior, en tanto que ha disminuido la cuota de quienes creen que irá a mejor (15,7 %).

Respecto a la situación económica del país, ha disminuido el porcentaje de quienes consideran que irá a peor (38,7 %) y ha aumentado el de quienes consideran que mejorará (30,7 %). En lo referente a la vivienda, son mayoría quienes creen que los precios se mantendrán (51 %) y son menos los que opinan que seguirán bajando (30,4 %), mientras se mantiene similar el porcentaje (96,2 %) de quienes descartan comprar una vivienda a lo largo del próximo año.
fuente: cincodias.com

Si quieres compartir...