• Ferias
  • 19 de Ene, 2014

ISPO, a punto para una nueva edición récord

 Ajena a la crisis que han sufrido y siguen sufriendo- algunos de los principales mercados mundiales, ISPO ha ido sumando metros de exposición y expositores año tras año. Y lo ha hecho en el contexto más desfavorable que se pudiera imagina, porque, crisis aparte, el modelo de feria “tradicional” que plantea ISPO parecía estar en decadencia. Dejando atrás los peores augurios, este año ISPO volverá a registrar récords de participación y volverá a reunir, en más de 100.000 metros cuadrados, a más de 2.000 marcas (entre las que, obviamente, se encuentran todas la líderes del sector).

El esquí revive
Uno de los aspector más destacable de la edición de este año será, sin duda, la reactivación del mundo de la nieve. Las cifras no han sido, ni mucho menos, las de hace una década, pero éste final de año ha sido relativamente bueno si lo comparamos con los tres o cuatro anteriores, especialmente en España (2012 fue, con diferencia, el peor años que se recuerda en cuanto a ventas sell-in y sell-out). Los ánimcos, desde noviembre, son muy diferentes, y tanto marcas como tiendas no se esconden a la hora de afirmar que, viniendo de donde vienen, se respira cierto optimismo en el segmento. Y eso se verá muy claro en ISPO.

España gana expositores
Con un mercado nacional al borde del ahogo, era bastante obvio que España iría ganando peso en ISPO. Está a años luz, todavía, de países cercanos como Italia o Francia, pero este 2013 el desembarco de empresas nacionales sumará un nuevo récord… de expositores. La crisis que atraviesa España, uno de los países más tocados de Europa, hace años que cada vez haya más empresas que quieran acudir al salón para intentar ganar mercados. Además, este año, con la presencia del Village Padel, muchas marcas vinculadas a este deporte no han dudado en apostar por ISPO a sabiendas de que, sobre todo en el pádel –que en Europa sólo se juega en España- entrar en nuevos mercados es crucial para no morir.

Las marcas son plenamente conscientes de que si quieren salvar los muebles no pueden confiar en el mercado nacional y tienen que potenciar, en la mayor medida posible, la exportación. Los más de 60 expositores nacionales que estarán presentes en ISPO confirman las buenas expectativas que ha generado esta edición y ratifica la gran confianza que ispo genera entre las marcas españolas, que año tras año refuerzan su presencia en este ineludible punto de encuentro sectorial. Estar en ispo es la mejor manera de presentarse al mundo y/o de poder posicionarse en otros mercados.
Otro tema son las tiendas. Aquí, poco que decir. Su situación es muy difícil y muchas no tienen ni tiempo ni dinero para acudir a Munich. Ya el año pasado muchos de los “habituales” de del salón prefirieron que-darse en casa, y más de uno de los que fue dedicó su tiempo a renegociar deudas más que a hacer pedidos. Y este año pasará exactamente lo mismo.

VER PLANO DE EXPOSITORES

Si quieres compartir...