• Actualidad Internacional
  • 14 de Ene, 2014

El auge del comercio electrónico permitirá ampliar negocio hacia otros mercados

El año pasado se registró un aumento en los ingresos del comercio electrónico en todo el mundo. De acuerdo a una reciente investigación de Forrester sobre comercio electrónico mundial, 2014 no será diferente. Tendencia y hábitos de compras que segurián evolucionando presentando nuevas oportunidades para las empresas y marcas.

El tráfico móvil continuará in crescendo
La integración de los dispositivos móviles en nuestra vida diaria se ha hecho extensiva también a los hábitos de compra. Así, este año este año el mcommerce generó el 16% de todas las compras online, lo que implica un crecimiento del 68% respecto a 2012, según recoge Radware. Ello obliga a los retailers a trabajar para mejorar la experiencia móvil de sus clientes, tanto a nivel de optimización web, como con la creación de aplicaciones móviles y en la integración a través de todos los canales.

Las marcas ampliarán sus fronteras hacia otros mercados
Una de las ventajas de internet es que no entiende límites ni fronteras entre países. Cualquier cliente puede comprar un producto, independientemente del lugar donde se encuentre. Para ello bastará con entrar a la web y hacer su pedido online. Una realidad que lleva a las marcas a plantearse una estrategia a nivel global, a optimizar la estrategia de ventas teniendo en cuenta las nuevas posibilidades que plantean estos mercados.

Las tiendas online podrán plantear estrategias adaptadas a los diferentes mercados adonde se dirijan
Este nuevo proceso de globalización implica tener en cuenta las necesidades y características de los clientes de cada mercado. Esto conlleva estudiar desde los cambios estacionales hasta las fechas señaladas, propias de cada país o región.

La cooperación entre empresas favorecerá dicha expansión global
Un modo de implantarse en un nuevo mercado es el de contar con apoyo en dicho lugar. Así, estos retailers en expansión pueden contar con empresas y marcas locales, con el fin de ofrecer un servicio más cercano, y de otra parte aprovechar su experiencia y conocimiento del entorno.

El éxito en internet seguirá siendo fruto de trabajo y esfuerzo constantes
Las posibilidades que da el medio online son infinitas, lo cual no implica que sean fáciles, ni que haya garantías. Sacar a flote un negocio en internet, sobre todo a gran escala, supone emprender un gran proyecto, tener el firme propósito de mejorar cada día y trabajar para garantizar la experiencia al cliente. Condiciones que no todas las empresas están dispuestas a afrontar.

Definitivamente, el comercio electrónico supone una gran oportunidad para marcas y comerciantes, un futuro prometedor que va aumentando día a día. Un hecho que debe animar a las empresas a desarrollar un proyecto bajo una base estable y una estrategia efectiva, siempre centrada en destacar sus valores diferenciales y satisfacer las necesidades del cliente. Sin lugar a dudas, 2014 será un buen año para el comercio electrónico.

Fuente: puromarketing.com

Si quieres compartir...