• Actualidad Nacional
  • 29 de May, 2013

El pequeño comercio se une para abrir centros comerciales en internet

El pequeño comercio ha considerado durante años a internet como a un "enemigo". Ahora se ha dado cuenta de que puede ser su mejor aliado para llegar a un mayor número de usuarios e incrementar sus ventas por lo que se está agrupando para crear centros comerciales virtuales.

"En una primera etapa, consideramos que las nuevas tecnologías eran un competidor, pero ahora somos conscientes de que son un complemento", explicó a Efe el presidente de la Confederación Española de Comercio (CEC), Manuel García-Izquierdo.

Para aprovechar las oportunidades que ofrece el comercio electrónico, los pequeños comerciantes están comenzando a agruparse en centros comerciales abiertos "virtuales", en los que cada tienda tiene su propio espacio y en los que se comparten servicios como la logística, la promoción o acciones para fidelizar a los clientes. Según la CEC, actualmente están surgiendo numerosas plataformas de este tipo por toda España impulsadas por las asociaciones de comerciantes de cada zona, que las ponen en marcha como un servicio más al pequeño y mediano comercio. A estas plataformas de comercio electrónico, que generalmente son provinciales o regionales, se pueden adherir de forma voluntaria los establecimientos que lo deseen para acceder a internet de una forma más asequible.

Para la patronal, esta modalidad permite que la tienda física y la tienda "online" convivan de forma paralela, incrementado la competitividad del pequeño comercio, que se adapta así a los nuevos hábitos del consumidor. Además, estos centros comerciales virtuales, accesibles vía ordenador, móvil o tablet, facilitan al consumidor comparar en un solo vistazo las diferentes posibilidades sobre un producto o servicio determinado en una zona.

En algunas ocasiones, estas plataformas también incluyen servicios de central de compras para el comerciante, lo que permite a los proveedores ofrecer sus servicios a un conjunto de empresarios, quienes, a su vez, pueden lograr suministros básicos, como la luz, el gas o material de oficina, a mejor precio.

Poner en marcha una tienda "online" requiere de una "inversión importante" que, en un contexto de fuertes y continuadas caídas de ventas, hace que sea inviable para muchos comerciantes, a pesar de que les permitiría elevar su competitividad y mejorar su servicio. "Estamos redoblando los esfuerzos por salir adelante, por estimular el consumo y seguir siendo el formato más próximo, también en la red, al consumidor", ha apuntado García-Izquierdo.

A modo de ejemplo, mencionó el portal wwww.e-comercyl.com, que agrupa a comerciantes de Castilla y León; www.bizkaia-market.com, un proyecto puesto en marcha por los comerciantes de Vizcaya, o wwww.andaluciadecompras.es, impulsada por el sector y la Junta de Andalucía.

Los impulsores de e-comercyl, que nace con el objetivo de permitir al pequeño comercio competir en igualdad de condiciones con otros formatos, como las grandes superficies o cadenas, se han marcado como objetivo contar antes de que acabe el año con 5.000 establecimientos adheridos y 200.000 titularse de su tarjeta de fidelización
.
 

Si quieres compartir...