• Actualidad Nacional
  • 15 de May, 2013

Puma recorta precisiones tras la caída de ventas en Europa y China

La firma de ropa deportiva alemana Puma recortó sus previsiones de ingresos y de ganancias para este año después de que las ventas a clientes en Europa y China cayeron en el primer trimestre, en un claro desafío para el nuevo presidente ejecutivo de la firma.

El grupo vive su mayor reorganización en 20 años después de sufrir una caída de 70 por ciento en sus utilidades netas el año pasado, y en abril contrató a un nuevo director ejecutivo, proveniente de la joyería danesa Pandora, para inspirar su recuperación.

La firma registró en el primer trimestre una caída de un 2,3 por ciento en las ventas, una contracción en los márgenes de ganancias y una baja mayor al 23 por ciento esperado en sus utilidades, lo que obligó a la firma a recortar sus metas para este año.

Los resultados contrastan con los de su rival Adidas AG, que a principios de este mes reportó un margen de ganancias brutas cada vez más alto en medio de las fuertes ventas de productos de mayor precio.

"Fue un trimestre difícil", dijo el director financiero de la firma, Michael Laemmermann, que está ocupando el cargo de presidente ejecutivo tras la salida de Franz Koch a fines de marzo. Laemmermann dijo que Puma se vio especialmente afectado por una caída en las ventas en Europa y China y un pobre desempeño en sus calzados, su principal categoría.

Puma, que es controlada por el grupo francés de artículos de lujo PPR, dijo que ahora espera que las ventas caigan entre un 1 a un 5 por ciento en el 2013, comparado con las previsiones anteriores de que igualaría la cifra del año pasado de 3.270 millones de euros (4.300 millones de dólares).

También dijo que no cumpliría con su objetivo de aumentar el beneficio operativo antes de ítems especiales entre un 1 y un 5 por ciento. No obstante, aún espera que el beneficio neto siga aumentando en comparación con el 2012.

Para el primer trimestre, los beneficios antes de intereses e impuestos (EBIT, por sus siglas en inglés) se redujeron a 79 millones de euros, comparado con las expectativas promedio que anticipaban 93 millones de euros.

Las acciones del grupo caían un 3 por ciento en la apertura de los mercados, pero se recuperaron después y se negociaban con una baja de 0,7 por ciento a 231,05 euros a las 1011 GMT.

Si quieres compartir...