• Actualidad Nacional
  • 07 de May, 2013

Los consumidores, desconfiados y ahorradores

La confianza de los consumidores españoles se encuentra bajo mínimos y alcanza sus niveles más bajos desde hace nueve meses. Sus previsiones sobre el final de la crisis son pesimistas y se muestran preocupados por la economía, el paro y la subida de los precios. El 80% cree es mal momento para comprar aquello que quiere o necesita, frente a un escaso 2% que opina lo contrario. Además, el 86% ha cambiado sus hábitos para ahorrar.

Son datos del último estudio global de Nielsen sobre “Confianza e Intenciones de Compra de los Consumidores”, que se realiza semestralmente, entre 29.000 internautas de 58 países. La incertidumbre es general en la mayoría de usuarios de todo el mundo, pero, en el caso de España, los niveles llegan a preocupar.

En el primer trimestre de 2013 , el Índice de Confianza del consumidor español se situó en 47 puntos, muy por debajo de la media europea (71 puntos). En el tercer trimestre de 2012 estaba en 48 puntos, y llegó a descender a 46 en los tres últimos meses del pasado año para recuperar ahora apenas un punto.

Y es que los primeros meses de 2013 no parecen resultar muy positivos, ni ofrecen buenos augurios a corto plazo. Así, el 93% de los encuestados prevé malas perspectivas laborales para el próximo año, una opinión bastante más negativa que la media europea, (73%), donde casi un cuarto (23%) apunta buenas noticias. En Alemania, los porcentajes están igualados al 48% entre los que vislumbran un futro laboral malo o bueno. En Italia, la tasa es similar a la española, con el 91% pesimista, mientras que en Francia esta visión negativa alcanza al 88% y en el Reino Unido llega al 70%, frente al 23% que percibe buenas perspectivas laborales.

CAMBIO DE HÁBITOS

la crisis ha provocado cambios en los hábitos de compra que pueden tener efectos prolongados y que fabricantes y distribuidores deben saber afrontar. Uno de ellos, es que el 86% de los españoles han cambiado sus hábitos de compra para ahorrar. Este porcentaje es muy superior al 62% de media europea, y desde luego al 33% de Alemania, el 66% del Reino Unido y el 70% de Francia, aunque se acerca al 80% de Italia.

El estudio de Nielsen revela que los españoles estamos tomando medidas para ahorrar en partidas como gas y electricidad (73%), ocio extradoméstico (68%), ropa (63%) y marcas de alimentación (53%), entre otros. Costumbres que tienden a permanecer aún cuando mejoren las condiciones económicas.

ECONOMÍA FAMILIAR

Las finanzas personales son otros de los asuntos a considerar los próximos doce meses. El 76% las ve mal por un 20% que espera que sean buenas. Estos porcentajes nos colocan con algo más de optimismo que los italianos, con un 82% que ve mal sus finanzas para el próximo año, y suponen una tasa similar a la de los franceses, con el 74%. No obstante, en este aspecto, la media europea de los que ven mal su economía es del 61%, frente al 35% que las considera positivas. Por encima de esa media, se sitúan el Reino Unido, con un 59% de pesimistas y el 36% de optimistas, y Alemania, con el 50% que las ve mal y un 47% que las ve bien.

La economía seguirá reinando entre nuestras principales preocupaciones en los próximos seis meses (42%), por delante de otras cuestiones como el paro o la seguridad en el trabajo (38%).

Si quieres compartir...