• Actualidad Nacional
  • 09 de Mar, 2013

Mataró desencalla la construcción de 'El Corte Inglés'

El Corte Inglés ya no tiene ningún escollo para empezar a construir los grandes almacenes en Mataró. En el pleno celebrado ayer, el alcalde de la capital del Maresme, Joan Mora, forzó al máximo el debate para conseguir la unanimidad de los 27 concejales en los puntos que hacían referencia a la modificación de los planes urbanísticos, que permitirá el cumplimiento de la sentencia contraria y por tanto, propiciará la implantación de la gran superficie comercial.

El acuerdo obtenido anoche en Mataró garantiza, no sólo la construcción de los grandes almacenes, sino también la reconstrucción de la antigua fábrica Can Fàbregas i de Caralt, que en su día fue desmontada y trasladada a piezas para liberar el solar donde debe edificarse El Corte Inglés. La fábrica, que será reconstruida con las piezas originales en la calle Biada, acogerá un nuevo equipamiento cultural 'La Casa de la Cultura popular' que, pese al voto favorable, contó con los reproches de la mayoría de partidos por el dispendio económico que supondrá.

Para suspender los contenciosos pendientes, presentados por la Candidatura d'Unitat Popular (CUP) y para que la Plataforma Salvem Can Fàbregas retire la demanda presentada -que ya cuenta con una sentencia favorable- el alcalde "en nombre de todos los concejales que me hicieron confianza para negociar" y la concejal de Urbanismo, Montserrat Rodriguez, negociaron dos convenios con los demandantes, que obligan al consistorio a imponer una serie de modificaciones en la legislación urbanística -en cumplimiento de la sentencia- y otras prerrogativas como la reconstrucción del antiguo edificio fabril.

El 'susto' del alcalde Mora
La dirección de El Corte Inglés manifestó en noviembre de 2012, tras conocer la sentencia contraria a sus intereses, que suspendía provisionalmente el inicio de las obras de los grandes almacenes –para los que comprometía una inversión de 80 millones- hasta que se solucione definitivamente el litigio que anula el Pla de Millora Urbana en la zona de Can Fàbregas i de Caralt, según la sentencia de la Sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya. De ahí que "la unanimidad sea vital" dijo Mora.

La aprobación de los puntos conveniados, sin embargo, no estuvo exenta de polémica, ya que los dos concejales de ICV en el último momento, optaron por la abstención en todos los puntos que implicaban la instalación de 'El Corte Inglés'. Una decisión que provocó que el alcalde ordenase la suspensión inmediata del plenario para reactivar las negociaciones, en las que también participó Josep Canal, destacado miembro de la ejecutiva de ICV y a su vez, interventor del ayuntamiento, presente en la sala de plenos. Antes, el PP anunciaba que "por responsabilidad" según su portavoz, José Manuel López, también había cambiado el sentido inicial de su voto. Según lo que trascendió posteriormente, previo al pleno, todos los partidos habían pactado el voto favorable. Por ello, el alcalde acabó sentenciando que "con 27 votos de 27 el pacto está blindado" pero no dudó en mostrar su temor si no prosperaba la unanimidad: "no sé lo que puede pasar si no se vota con mayoría absoluta".

Tras la reunión improvisada a puerta cerrada con el alcalde y varios concejales, el portavoz de ICV, Esteve Martínez, volvió al plenario para anunciar el cambio de sentido de su voto y el de su compañera, Conxita Calvo, pasando de la abstención al voto afirmativo. Una decisión que propició la unanimidad absoluta en los puntos que se referían a la modificación del Pla General d'Ordenació Municipal, en la zona Illa de Can Fàbregas y la modificación del Pla Especial Arquitectònic de Mataró. Con ello, según Montserrat Rodríguez se legalizan los errores cometidos por el anterior ejecutivo (PSC-ERC-ICV) y que propiciaron las demandas, así ahora "se regula el traslado" de la fabrica que, como elemento patrimonial no estaba regulado y se modifica el plan patrimonial "que permitirá traslados de los elementos patrimoniales" por necesidades de fuerza mayor.

La gran importancia que para Mataró supone el voto unánime en todo lo referente a El Corte Inglés, a parte de eliminar cualquier obstáculo para la construcción de los grandes almacenes, estriba en el alivio que supone para las finanzas municipales. Como recordó Xavier Safont-Tria (CUP) de incumplir el convenio con los grandes almacenes, el ayuntamiento estaría obligado a devolver los 24 millones que aportó la empresa y una cantidad indeterminada por daños y perjuicios, así "como los 30 millones que costaría recuperar Can Fàbregas" unas cantidades que "el ayuntamiento ahora no tiene".

Un millar de nuevos empleos
La implantación de 'El Corte Inglés' en Mataró compromete una inversión de 80 millones y una generación de un millar de empleos, directos e indirectos. El edificio, que debería haber estado construido en otoño del 2014 y que ahora se retrasará un año, contará con cuatro plantas de altura y seis subterráneas que sumarán 67.700 metros cuadrados a los que se suman los 13.700 metros cuadrados de estacionamiento, con capacidad para 926 plazas.

La oferta que El Corte Inglés plantea para la capital del Maresme desde el céntrico emplazamiento de Can Fábregas de Caralt, la antigua fábrica ubicada de la calle Biada esquina con Ronda Alfons XII, incluye todos los servicios que ofrece en un centro comercial de la marca. Un supermercado, zonas de productos no alimentarios de uso cotidiano (parafarmacia, productos sanitarios e de higiene personal, droguería, perfumería, etc.); plantas exclusivas de confección; servicios de ocio y cultura; automoción y carburantes; y otros servicios complementarios como restaurantes, cafeterías o agencia de viajes.

De igual forma, la empresa ha comprometido su colaboración en proyectos de promoción comercial y turística de la ciudad a través de un contacto fluido con las entidades comerciales implicadas en el territorio. La propuesta también establece que el establecimiento ofrecerá una serie de servicios gratuitos para clientes, como la tarjeta de compra de El Corte Inglés, reserva de libros y juguetes, campañas de financiación a plazos, seguros gratuitos en determinados productos o envíos a domicilio, entre otros.

El emplazamiento de Mataró, desde la empresa es considerado el ideal para un centro comercial de características urbanas que propicia los desplazamientos a pie o en transporte público ya que se encuentra a pocos metros de la estación Renfe y la variante de la carretera N-2. La experiencia de la marca demuestra que la mayor afluencia es peatonal y las compras no se centran exclusivamente en fines de semana sino que se realizan diariamente de forma homogénea durante toda la semana.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/noticias/20130308/54369094589/mataro-pleno-desencalla-construccion-el-corte-ingles.html#ixzz2Mzb9Jg28
Síguenos en: https://twitter.com/@LaVanguardia | http://facebook.com/LaVanguardia
 

Si quieres compartir...