• Actualidad Nacional
  • 05 de Mar, 2013

Floja primera jornada para Sports Unlimited

Vaya por delante que pocas cosas pueden reprocharse a los organizadores, que siguen en su empeño de consolidar un punto de encuentro con un formato seguramente demasiado complejo para un sector como el nuestro, pero la realidad es que la primera jornada de esta quinta edición de Sports Unlimited Valencia ha generado, sobre todo, muchas dudas.
El mundo del fitness está más o menos bien representado; el retail, no.
 
Pocas marcas, compradores que no vienen a Valencia pese a estar invitados, agendas vacías y la sensación de que o cambian muchos las cosas o el balance no será, precisamente, bueno. Y la mejor prueba de ello, seguramente, es la floja –por decirlo suave- respuesta que han tenido las jornadas paralelas. Un ejemplo: la conferencia magistral apenas ha reunido a una veintena de profesionales. Y créanme que era interesante. Tanto para marcas como para expositores. Y tampoco han salido mejor paradas las mesas redondas, donde en alguna apenas se ha visto a dos o tres tiendas entre el público.

Las sensaciones de quienes hemos estado aquí, no nos engañemos, no son precisamente buenas. La coyuntura no ayuda, pero ni siquiera la posibilidad de encontrarse con colegas que hace tiempo que no se ven sirve para positivizar esta primera jornada.

Es cierto que el gran objetivo por el que nació este club de negocios, es que quien se reúna, lo haga para trabajar y que, además, lo pueda hacer en una atmósfera que propicie el diálogo. Es cierto, también, que poco importa que los pasillos estén bastante vacíos -casi desérticos- y que cuenta, al final, es la gente que está sentada en la mesa de cada stand, pero el balance de esta primera jornada no es, ni teniendo en cuenta esta evidencia, nada bueno.

Que faltan marcas es una obviedad. Lo saben los expositores, los visitantes y, sobre todo, los organizadores. Pero todos sabemos que ni es fácil ni todas las marcas están dispuestas a apoyar un punto de encuentro como este (aunque haya adelantado fechas). En el área de Facilities, a pesar de la celebración de una nueva feria de fitness en Madrid, apenas hay dudas y casi todos los grandes acuden al encuentro desde su primera edición. En retail, en cambio, la respuesta no ha sido buena. Ni outdoor ni running, dos de los segmentos que, aparentemente, gozan de mejor salud, han tenido protagonismo en este club de negocios. Es cierto, para ser justos, que los responsables de las principales cadenas y grupos de nuestro sector y una larga lista de tiendas –asociadas e independientes- han acudido a Valencia para reunirse con las marcas, pero no hay que olvidar que vienen invitados, y así es difícil evaluar su “interés” ¿Cuántos compradores acudirían al encuentro si no tuvieran el alojamiento y el desplazamiento cubiertos por la organización?

Jornadas paralelas: buenas propuestas; pésima respuesta
Lo hemos dicho antes. Lo peor de esta primera jornada ha sido la escasa presencia de profesionales en la mayoría de conferencias y mesas redondas que se han celebrado. En la conferencia magistral, impartida por el consultor Carlos Alonso, apenas 20 personas en un auditorio con cabida para más de 500. ¿Por qué? Pues seguramente por desgana, porque el tema –la motivación- era lo suficientemente interesante. A más de uno le hubiera venido bien escuchar los consejos del ponente, seguro. Una gran paradoja: una charla sobre actitud prácticamente vacía por la falta de actitud de muchos profesionales presentes en este encuentro. No se preocupen que en breve les haremos un pequeño resumen de las ideas de Alonso.

Y por la tarde, más de lo mismo. Una interesante propuesta sobre outdoor, por ejemplo, en la que sólo había tres tiendas y tres marcas. Ponentes de nivel, propuestas, opiniones y criticas muy interesantes y, sin embargo, una asistencia irrisoria.

La organización haría bien en reflexionar sobre el por qué de este desinterés. Es culpa de los asistentes y, también, de los organizadores, porque no puede ser que una semana antes del encuentro la gente no sepa qué charlas se van a celebrar y quién va a estar en las mesas.

En fin, esperemos que la segunda jornada sea mejor, porque si no cambian mucho las cosas, los responsables de decidir si se celebrará o no una sexta edición –después del abandono de REED- tendrán bastantes dudas a la hora de tomar una decisión definitiva. Y las cosas no están como para malgastar esfuerzos... tiempo y dinero.
 

Si quieres compartir...