• Actualidad Nacional
  • 25 de Feb, 2013

El consumidor español se abona al pesimismo

Los españoles creen que la crisis durará otros tres años aunque el resto de europeos opina que la actual situación comenzará a remitir a finales de 2013, según el último estudio Clima de Consumo en Europa y Estados Unidos realizado por GfK.


El año 2012 ha sido complicado para España, pero las perspectivas para 2013 tampoco son muy favorables, sobre todo, si se analizan las previsiones de ahorro, ingresos y gastos del hogar. Todos los valores han sufrido un empeoramiento en las expectativas de los consumidores. España se sitúa entre las últimas posiciones en relación a las expectativas de ahorro y renta. En el caso del ahorro, los españoles vuelven a reducir sus previsiones y sitúan el índice en un -45, solo superado por el Reino Unido (-48,1). En cuanto a los ingresos, el indicador se ubica en un -50,8, por delante de Francia (-55) e Italia (-58,4). La única excepción la constituye Alemania con un índice medio de 23 puntos durante el trimestre en estudio.


La debilidad de la demanda interna y la tasa de desempleo en España vuelven a ser factores determinantes en las expectativas de gasto. A excepción de los sectores de equipamiento del hogar y ocio, el resto de partidas de ámbito doméstico presentan nuevamente caídas con respecto al tercer trimestre de 2012. Se acentúa sobre todo en los bienes de primera necesidad, que fluctúan del 8,4 en octubre, a un 3,0 en diciembre, tras remontar el -0,3 de noviembre, constituyendo así los valores más críticos de todo al año.


El paro aumentó en 2012 un 13% con respecto a 2011, lo que situó casi en seis millones de personas el número total de desempleados. Estos datos de la EPA (Encuesta de Población Activa) son los peores desde 2001 y sitúan a 2012 como el sexto año consecutivo de aumento de la tasa de desempleo.

Estas cifras están directamente relacionadas con los altos valores de pesimismo que el estudio arroja: El 61 % de los españoles desempleados cree poco o nada probable encontrar trabajo en los próximos doce meses. Mientras, un 14 % de la población empleada teme perder su puesto. España, además, es el que muestra un indicador de expectativas de desempleo más pesimista con respecto a otras economías, llegando a ser tres veces superior al de Alemania. España y Grecia son los países de la Unión Europea con las tasas de paro más elevadas, en concreto en el nuestro se ven incrementadas en mayor medida las cifras de desempleo de larga duración.


El informe sobre el Clima de Consumo de Europa y EEUU se difunde con carácter trimestral y analiza las expectativas de la población de 13 países: Estados Unidos, Alemania, Austria, Bulgaria, España, Francia, Grecia, Italia, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa y Rumanía. Entre los indicadores analizados están las expectativas sobre la situación económica, el nivel de precios y desempleo del país, así como las previsiones de ingresos, consumo y ahorro del hogar durante los próximos doce meses. Cada indicador toma valores entre -100 y 100.

www.noticierotextil.com 

Si quieres compartir...