• Actualidad Nacional
  • 12 de Dic, 2012

El Corte Inglés aplaza el inicio de las obras en Mataró

El Corte Inglés ha decidido aplazar la construcción de un gran centro comercial en Mataró. El grupo de distribución ha comunicado al Ayuntamiento de Mataró que, pese a que mantiene la voluntad de implantarse en la capital del Maresme, aplazará el inicio de las obras a la espera de que se solucione definitivamente el contencioso administrativo abierto en relación con el plan de mejora urbana de la zona de Can Fàbregas i de Caralt.

Hace unas semanas, la sala del contencioso administrativo del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) estimó el recurso presentado por la Plataforma Salvem Can Fàbregas y declaró nula la aprobación del plan urbanístico que prevé la implantación de El Corte Inglés en fincas próximas al centro de la ciudad, un nuevo eje de centralidad que comportaría unas inversiones de hasta 120 millones de euros y en torno a un millar de empleos. El plan urbanístico impugnado permite la instalación de un centro de El Corte Inglés donde se situaba la fábrica de harinas Can Fàbregas i de Caralt con una chimenea de valor histórico reconocido. En el plan de mejora estaba previsto el traslado de esa fábrica, chimenea incluida, edificio actualmente ya almacenado para su posterior construcción en otros terrenos.
Sin reclamación de ECI, por el momento

Pese al contratiempo legal, fuentes de El Corte Inglés puntualizan que siguen interesados en abrir uno de sus centros en Mataró pero que posponen cualquier inversión hasta que "exista una garantía absoluta" de la legalidad del proyecto. El Corte Inglés ha invertido hasta ahora un total de 24 millones de euros tras la adjudicación del concurso público. Pese a estar en condiciones de iniciar un proceso de reclamación, el grupo de distribución esperará hasta que la justicia se pronuncie. En cualquier caso, la construcción de un establecimiento comercial de las características del proyectado en Mataró requiere en torno a 14 meses, por lo que cualquier retraso hace que Mataró vea peligrar seriamente una inversión que revitalizaría la ciudad en unos momentos de dura crisis económica. La situación económica no es precisamente la más adecuada para una inversión millonaria como la prevista, según reconocen en fuentes del sector.

El Corte Inglés completó la adquisición del solar situado entre las calles de Miquel Badia y la ronda de Alfons XII a principios del 2012 y dispone de la licencia municipal de obras. Después de los trabajos de traslado de distintos servicios y las requeridas catas arqueológicas, El Corte Inglés tenía intención de empezar las obras este mismo año. La plataforma contraria a los grandes almacenes ha conseguido paralizar el proyecto y El Corte Inglés de Mataró tardará algunos años en hacerse realidad. El Ayuntamiento de Mataró presentará un recurso contra la decisión del TSJC para conseguir que se construyan los grandes almacenes de la firma en la población. Según los planos ahora paralizados el futuro El Corte Inglés sería un edificio de cuatro plantas de altura y seis subterráneas, con una superficie de unos 67.000 metros cuadrados edificados

Si quieres compartir...