• Actualidad Internacional
  • 18 de Oct, 2012

Incidentes en la fábrica de un proveedor de Adidas y Mizuno en Indonesia

Más de mil personas se enfrentaron hoy con el personal de seguridad de una fábrica de calzado deportivo, proveedora de las marcas Adidas y Mizuno, de la que fueron despedidos tras pedir mejoras salariales, informaron medios locales. Los extrabajadores se concentraron delante de la factoría en Tangerang, a unos 40 kilómetros al oeste de Yakarta, para exigir la vuelta a los puestos que perdieron en julio por pedir mejores pagas a raíz de la subida del salario mínimo.

La Policía intentó mediar en los disturbios, que empezaron cuando los vigilantes lanzaron agua sucia a los trabajadores.

Tras las protestas de julio, Adidas emitió un comunicado en el que pedía a la empresa, proveedora de su suministrador local, que contratara de nuevo a los empleados y que les pagara los salarios pendientes.

Cerca de tres millones de indonesios hicieron una huelga el 3 de octubre que paró la producción en 80 parques industriales para protestar contra los contratos temporales y la desprotección social, y reclamar aumentos salariales.

Unos 32 millones de indonesios, un 13 por ciento de la población, vive por debajo del umbral de la pobreza, según el Banco Mundial, y el salario mínimo actual se sitúa en 1,5 millones de rupias al mes (156 dólares o 120 euros).
 

Si quieres compartir...