• Actualidad Nacional
  • 17 de Sep, 2012

La franquicia se enfrenta a tiempos difíciles

La crisis ya ha llegado a la franquicia en el retail, que en el 2012 ha visto un descenso en el número de unidades (-2,3%), en la facturación (-3,6%) y en la inversión y empleo (-4,8% y -7,5%), respectivamente. Así lo confirma el último Barómetro de la Franquicia en España realizado por la consultora Tormo&Asociados, que señala que el sector del retail registra descensos en todas las variables, afectado por la crisis de consumo.

Analizando a la franquicia en términos generales, la situación económica generalizada y el incierto entorno actual ha repercutido negativamente en la incorporación de nuevas empresas franquiciadoras, tan solo 42 hasta la fecha y está previsto finalizar el ejercicio con un número entre 80 y 90.

De igual forma el número de unidades creadas no es ajeno a la situación con 1.123 nuevos franquiciados, si bien al mismo tiempo se han producido 2.001 cierres, lo que arroja un saldo negativo de -878 unidades totales. La previsión es finalizar el año con 2.200 o 2.400 nuevas aperturas.

Al mismo tiempo, la facturación se mantiene con un decrecimiento previsto del 1%, mientras que la inversión se reduce en un 1,5% y el empleo caerá un 3%.

En lo que se refiere a la facturación, el estudio revela una variación del -2,7% en los seis primeros meses del año. La previsión es que a final de año el decrecimiento se sitúe cercano al 1% y la facturación pase de los18.469 millones de euros estimados en este momento a los 18.806.

Respecto a la inversión total del sector, durante el primer semestre de 2012 ha registrado un decrecimiento de un 3,2%, respecto al mismo periodo del año anterior, con una cifra total de 6.679 millones de euros. Se estima que en el conjunto del ejercicio decrezca una media de 1,5% hasta los 6.796 millones de euros.

Por último, y respecto al empleo, el informe señala una ligera caída hasta junio de 2012, situando al empleo en un total de 342.751 puestos de trabajo, y una previsión a cierre del año de 348.000, lo que supone una contracción del 3,2%. Estos datos demuestran el esfuerzo que están realizando las cadenas por contener sus gastos, ajustar sus plantillas al volumen de negocio existente y crear modelos de negocio mejor adaptados a la situación actual del mercado.

Si quieres compartir...