• Actualidad Nacional
  • 16 de Sep, 2012

El e-commerce no entiende de crisis y seguirá incrementando sus ingresos en 2013

Las ventas online en España subirán de 12.672 millones de euros en 2011 a 15.046 millones en 2012, lo que representa un 18,8%, según un reciente estudio de emarketer.com “Esta tendencia de crecimiento es sólo el principio del gran incremento que va a vivir el mercado español del e-commerce en los próximos años”, declara David Chau, Director Ejecutivo de Trusted Shops Internacional.

Trusted Shops, la empresa líder europea en certificación de tiendas online, ha señalado que el crecimiento vivido en los últimos años por el e-commerce español se incrementará aún más en el futuro próximo, en cuando se den las condiciones necesarias para que el mercado termine de madurar.

El comercio online en España lleva varios años aumentando su volumen de negocio de manera continua, pasando de 10.347 millones de euros en 2009 a 12.672 en 2011, y con unas estimaciones de terminar 2012 con una subida porcentual del 18,8%. “Pero, por llamativas que sean estas cifras, todavía pueden dispararse en los próximos años a medida que se desarrollen algunos campos cuya explotación al día de hoy es sólo relativa”, declara David Chau, Director Ejecutivo de Trusted Shops Internacional. “Analistas como emarketer han señalado la inmadurez de las ventas online en España. Su porcentaje de usuarios sigue siendo menor que el de otros países europeos, y los compradores muestran una actitud demasiado conservadora a la hora de elegir establecimientos online”. El informe de ema rketer señala que los más visitados continúan siendo los pertenecientes a grandes marcas con una fuerte presencia en el e-commerce, como El Corte Inglés, Amazon, Apple o LeGuide.

A esto hay que añadir la información publicada por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) en su informe relativo al tercer trimestre de 2011, según el cual, de las diez actividades con mayor volumen de negocio en el e-commerce español, las relacionadas con los viajes y el turismo acumulan un 36%, mientras que las prendas de vestir apenas llegan a un 3,2% la electrónica de consumo a un 2,2%, y las actividades cinematográficas y de vídeo a un mero 1,9%. “Todo esto evidencia el amplio margen de crecimiento que aún tiene el comercio electrónico en España, tanto en número de usuarios como en áreas de producto que apenas han comenzado a ser explotadas”, declara David Chau.

Informes como el presentado por emarketer vaticinan que el e-commerce continuará incrementándose en España en mayor proporción que ningún otro sector de la economía durante los próximos cuatro años, hasta doblar su volumen de ventas con respecto a 2011 en el año 2016 y situarlo en los 24.308 millones de euros (30.000 millones de dólares). “Son unos índices de crecimiento muy superiores a los del comercio tradicional, y constituyen una magnífica oportunidad para que la pequeña y mediana empresa sortee la crisis. El comercio electrónico les ofrece la posibilidad de ampliar el alcance de su negocio, y de estar presentes en mercados internacionales”.

David Chau señala también lo reducido de la inversión para iniciarse en esta “nueva economía” comparada con la necesaria para el comercio tradicional, y resalta la importancia de contar con un sello de calidad reconocido internacionalmente entre los elementos básicos de una tienda online. “A medida que los compradores se vayan adentrando en nuevos establecimientos, los sellos de calidad serán para ellos la mejor referencia de que se encuentran en una página donde se respetará la privacidad de sus datos y todos sus derechos como consumidores. Y si el sello es utilizado y reconocido en varios países, permitirá aumentar el potencial de clientes que visiten esa tienda online y, por consiguiente, las cifras de ventas”.

www.puromarketing.com

Si quieres compartir...