• Actualidad Nacional
  • 13 de Sep, 2012

Puma España tomará el control del negocio en toda la Península Ibérica en 2013

Puma se reorganiza en la Península Ibérica. La filial española de Puma, Puma España, se hará con el control del mercado portugués en enero de 2013, tal y como ha explicado Javier Ortega, director general de Puma España, a Modaes.es en una entrevista. En la actualidad, el mercado portugués está gestionado por la filial francesa de la compañía.

“Puma España se convertirá en Puma Iberia y la filial controlará todos los procesos de distribución y logística de Puma en España y Portugal”, asegura Ortega. En estos momentos, Puma España se encuentra en negociaciones con la filial francesa además de estar gestionando los aspectos legales y logísticos para llevar a cabo esta operación.

Este movimiento, según Ortega, también ayudará a la compañía a lograr su objetivo de facturar 150 millones de euros en 2015. “Tomar el control de la distribución en Portugal no hará que se incremente este objetivo, pero sí que ayudará a que se cumpla con más facilidad”, explica el directivo.

Desde que Puma, que forma parte del grupo PPR, se hiciera con el control de la marca en 2010, antes controlada por la alicantina Estudio 2000, la presencia de la firma en España se ha visto aumentada. Uno de los primeros pasos que ha dado la empresa en el mercado español ha sido poner en marcha su primer flagship store en el país, ubicado en Barcelona.

“El crecimiento en España de Puma desde 2010 ha sido continuo –explica Ortega-; antes de que nos hiciéramos con el control de la marca, la firma estaba totalmente dormida y no tenía ningún tipo de protagonismo en la moda deportiva”.

Puma España finalizó 2011 con un crecimiento del 200%, mientras que 2012, el segundo año de la firma controlada en España por su propia filial, aumentará su facturación en un 11%. La compañía no ha querido facilitar las cifras de facturación de los últimos años, pero aseguran que su previsión continúa siendo positiva y optimista en cuanto al mercado español.

La filial española del grupo, que en la actualidad emplea a más de 195 personas, continúa con la búsqueda de una ubicación para abrir en Madrid su segundo flagship store en el mercado español. Ahora, y tras los planes que tiene Puma para el próximo año en el mercado portugués, la compañía también planea a largo plazo la apertura de su tercer buque insignia en Lisboa.

El grupo alemán cerró el primer semestre de su ejercicio fiscal con un descenso del 12,75& en su beneficio, hasta los 100,6 millones de euros. Este desplome durante seis meses consecutivos se debe, en gran parte, a la debilidad del negocio de Puma en Europa. En paralelo, Puma cerró los seis primeros meses del ejercicio con unas ventas consolidadas de 1.573,8 millones de euros, un 8,8% más que la cifra registrada en el mismo periodo del año anterior
 

Si quieres compartir...