• Actualidad Nacional
  • 02 de Sep, 2012

Muchos comercios absorben la subida del IVA para no perder ventas

Muchos comercios de prendas textiles, juguetes, supermercados, restaurantes y otras superficies de ocio han decidido no aplicar, de momento, la subida del IVA que entra en vigor mañana para luchar contra la caída del consumo que puede acarrear. Las primeras enseñas en anunciar que mantendrían sus precios fueron textiles, como Inditex o Mango, a las que se han ido sumando otras como H&M, C&A, Benetton, Pronovias, Caramelo, Kiabi, el grupo Calcedonia o la marca de moda infantil Tuc Tuc, que no aplicarán el alza del IVA del 18 al 21 % en el precio de sus productos.

No obstante, desde la patronal de comercio textil Acotex, su presidente Borja Oria alertó de una posible oleada de cierres y despidos en el sector, debido a la caída del consumo derivada del efecto psicológico que produce la medida y pese a que las empresas asuman el alza del IVA.

En el mismo sentido, el presidente de la Confederación Española de Comercio, Manuel García-Izquierdo, se mostró preocupado porque considera que esta medida lastrará las ventas aunque las empresas no repercutan inmediatamente el alza.

Empresas como la juguetera Imaginarium tampoco trasladarán a sus clientes el incremento del precio de sus productos, mientras que la cadena de venta de artículos deportivos Decathlon asumirá el alza sólo en los artículos de uso cotidiano en la práctica deportiva.

En cuanto a los supermercados e hipermercados, Eroski, Mercadona, Lidl o El Árbol han anunciado que no repercutirán la subida del IVA o que lanzarán para compensarla diferentes acciones de descuentos.

Otras, pese a no absorber específicamente el alza impositiva, han asegurado que mantendrán su política de ser "los más baratos", como es el caso de Alcampo y DIA, mientras que El Corte Inglés se remite a la rebaja que efectuó en unos 5.000 artículos hace un par de meses.

Al igual que las patronales del comercio, la asociación de cadenas españolas de supermercados (ACES) considera que la subida tendrá un efecto negativo sobre el consumo y la distribución alimentaria.

A estas medidas se han sumado además algunas cadenas de restauración, como el Grupo Vips, que devolverá a sus socios el coste de la subida del IVA de todas las compras y consumiciones que se realicen hasta finales de año.

También Pans&Company asumirá el incremento y no lo trasladará al consumidor, medida a la que también se sumarán 100 Montaditos y La Sureña, del grupo Restalia, que también cuentan con otros descuentos para sus clientes para aliviar la crisis.

La Asociación Española de Franquiciadores (AEF) considera la subida un serio revés para el consumo y asegura que la gran mayoría de las cadenas han comunicado que serán las propias franquicias las que asuman el alza.

El aumento del IVA a partir del 1 de septiembre también afectará a las peluquerías y centros de estética, que verán subir sus impuestos del 8 al 21 %, al pasar del tipo reducido al general.

Las asociaciones del sector de la peluquería y estética aseguran que la medida supondrá la pérdida de más de 10.000 puestos de trabajo y el cierre de más de 3.000 pequeñas empresas durante el primer año.

Por ello, han solicitado al Gobierno que les mantenga el tipo reducido del IVA o que les otorgue una moratoria de cuatro años para su implantación, petición a la que también se suman los fabricantes de productos de peluquería y estética.

También aumentará 13 puntos el IVA en los gimnasios, algo que según la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas destruirá 4.000 puestos de trabajo y supondrá un aumento del gasto sanitario y farmacéutico, puesto que cerca del 11 % de los usuarios dejarán de practicar ejercicio.

Otros centros de ocio asumirán la subida, como el Parque Warner de Madrid que no aplicará el alza que pasa del 8 al 21 % y, además, mantiene otras "medidas anti-crisis" como la de descontar el 40 % del precio de la entrada a los desempleados.

Un informe elaborado por los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) indica que el alza de los precios que acarreará la subida del IVA impactará en el bolsillo de las familias, encareciendo en unos 437 euros anuales de media el coste de la vida.

 

Si quieres compartir...