• Actualidad Nacional
  • 19 de Ago, 2012

Base prepara el lanzamiento de su tienda online en 2013

La central de compras Base lanza una ofensiva comercial con la que pretende que sus asociados puedan capear el retroceso que vive el consumo en España. La empresa, que agrupa a unas 330 tiendas de ropa y material deportivo, pondrá en marcha su propio portal de venta online a principios de 2013 y ha iniciado la remodelación de buena parte de los establecimientos. ¿Su objetivo? Acabar con la imagen de mercadillo de una tienda de deporte y reforzar su papel de prescriptor.

La compañía ha puesto en marcha pruebas piloto en dos locales de Catalunya con un nuevo modelo comercial, que consiste en “dividir la tienda en distintos ambientes según los estilos de vida”, explica el director general de Base, Ángel Pardo. Estas secciones responderán, principalmente, a fútbol, baloncesto, pádel y running, un deporte que considera clave para esta nueva etapa por su gran número de aficionados.

La remodelación de los establecimientos se ha iniciado con la potenciación del running, proyecto para el que Base cuenta con el apoyo de marcas como Nike y Asics, que dispondrán de espacios propios dentro de algunas tiendas. “Han acogido el proyecto como una oportunidad”, asegura Pardo. Las dos compañías tienen locales propios en Barcelona, pero la fuerte penetración de Base en el resto del territorio catalán les permitiría llegar a más consumidores.

En paralelo a la nueva estética de los puntos de venta, Base también quiere potenciar su relación con los clientes a través de las redes sociales mediante la creación de comunidades en las tiendas. Un ejemplo es el de la tienda Base Castelló Esports, en Viladecans (Baix Llobregat), que organiza competiciones y todo tipo de acontecimientos durante el año para fidelizar a sus clientes. “El precio no puede ser el único factor diferencial”, recalca Pardo.

Tocando suelo
Pardo considera que Base tocó suelo “hace tres años”, cuando la facturación pasó de 79,8 millones en 2008 a 59,27 millones de euros en el ejercicio posterior. La central de compras obtuvo una cifra de negocio de 58 millones el pasado año, un volumen que espera mantener en 2012 con todas las innovaciones introducidas.

Base sólo ha perdido tres socios en el último año y la cifra se sitúa ahora en 127. Sí se ha reducido el número de tiendas que aglutina, al pasar de 356 a 330 puntos de venta entre 2010 y 2011. El grueso de la red se encuentra en la zona del Mediterráneo –con especial presencia en Catalunya– y en Canarias.
 

www.expansion.com

Si quieres compartir...