• Actualidad Nacional
  • 06 de Ago, 2012

Los Juegos Olímpicos no animan las ventas

El retail no suele sacar tanto rédito de unos Juegos Olímpicos como se cree según se desprende de un estudio realizado por la consultora Jones Lang LaSalle. “La mayoría de ciudades anfitrionas han experimentado en el corto plazo un pico de crecimiento en el sector de retail, como consecuencia del aumento de turistas. La mayor parte del incremento de las ventas tiene lugar en el mercado del CBD y en localizaciones próximas a las instalaciones olímpicas, en particular, en recintos de ocio y áreas de fácil acceso mediante transporte público. Otras áreas, en cambio, se mantienen estables o incluso ven decrecer sus ventas”, dice el informe.

No obstante, desde el punto de vista económico, la organización de los Juegos Olímpicos, tal como señala Jones Lang LaSalle, proporciona grandes beneficios para la ciudad que los acoge ya que suele generar a largo plazo más ingresos que gastos.

El informe analiza los resultados económicos de ciudades como Seúl, Barcelona o Sidney que optaron para la financiación de los Juegos por un modelo mixto público-privado que permitió optimizar el gasto, en el otro extremo se encuentra Atlanta que aunque eligió una fórmula privada, la organización de unos juegos olímpicos se tradujo en ingresos para las arcas de la ciudad. Según el estudio, el impacto no solo se produce en la ciudad que acoge los Juegos sino que afecta a otras regiones del país y especialmente a los sectores relacionados con los viajes y el turismo.

En cuanto al mercado inmobiliario, este tipo de eventos no afecta de igual modo a todos los sectores. En el residencial las consecuencias inmediatas son, no solo un aumento de los precios y alquileres sino también, y quizás la más importante, el desarrollo de nuevos barrios en los alrededores del anillo olímpico. Esto a la larga permite crear nuevas áreas residenciales dotadas de todos los servicios, beneficiando sin duda a la ciudad. Ejemplo claro de este tipo de actuaciones son las nuevas áreas residenciales de Barcelona nacidas a partir de la Villa Olímpica o de la regeneración de zonas que albergaron en su momento instalaciones deportivas.

En cuanto a los hoteles, esta es sin duda el área más beneficiada ya que no sólo la organización de los Juegos atrae a un gran número de visitantes, sino que además la llegada de turistas se prolonga en el tiempo ya que las intervenciones urbanísticas en la ciudad la convierten en sí misma en una atracción. Este tipo de eventos constituye en sí la mayor campaña de promoción de la ciudad y esto trae beneficios a corto, medio y largo plazo para sus hoteles

Si quieres compartir...