• Actualidad Nacional
  • 17 de Jul, 2012

El consumidor desconfía y ahorra

En el segundo trimestre de 2012 el índice de confianza de los españoles ha descendido un punto frente a la primera mitad del año. De esta forma, se sitúa en 52 puntos alcanza el nivel más bajo desde 2007, acumulando un retroceso de ocho puntos respecto a los 60 obtenidos en los mismos meses de 2011. Nuestro país se encuentra muy por debajo de la media europea ( 73 puntos) y bastante alejado de las tasas mundiales (91 puntos). Así lo refleja la última “Encuesta Global Nielsen sobre la Confianza del Consumidor e Intenciones de Compra”, realizada a 28.000 internautas de 56 países de Asia Pacífico, Europa, Latinoamérica, Medio Oriente/Africa y Norteamérica.

En España el 96% de los consumidores considera que el país está en recesión económica, 23 puntos más que la media europea. Además, el 71% no cree que pueda salir de ella en los próximos doce meses, diez puntos más que el 61% de media que lo cree en Europa, la región más pesimista del plantea, seguida de Norteamérica (56% ), Asia-Pacífico (41%) y Latinoamérica (38%).

La incertidumbre se plasma en la preocupaciones de los compradores. Un 45% señala la seguridad laboral como su mayor problema, el mismo porcentaje que cita la economía. A continuación, aparece el aumento de las facturas de electricidad, gas y otros (25%); la salud, (16%); la educación y bienestar de los hijos (13%); las deudas ( 10%) y el aumento de los precios de los productos de alimentación (10%), como principales inquietudes. Además, el 89% es pesimista sobre la evolución del mercado laboral y más de la mitad (57%) cree que las perspectivas de trabajo para el próximo año son malas.

MEDIDAS DE AHORRO

De ahí que sea un mal momento para comprar. Al menos, así lo consideran ocho de cada diez consumidores nacionales. Una opinión que comparte el 49% que dice que no es un buen momento y el 32% que afirma directamente que es malo. Sólo el 16% estima que es buena época para comprar y un escaso 2% asegura que es excelente.

Esta opinión negativa sobre las compras es mayoritaria en toda Europa, donde el 25% de los consumidores cree que es mal momento y un 48% no lo ve bueno. Por el contrario, el 23% piensa que es un buen momento y un 2% lo considera excelente.

La influencia de la situación económica ha hecho que el 80% de los españoles haya cambiado sus hábitos de compra respecto al año pasado para ahorrar, una tasa por encima de la media europea (63%). Y es que al 19% de los españoles participantes en el estudio no les queda dinero después de cubrir sus necesidades.

Para ahorrar, los españoles gastarán menos en ocio fuera de casa (67%), en ropa(61%), en telefonía (59%), en compra de alimentos (54%) y en utilizar el coche (50%). Si se comparan estos índices con los pasado año, se advierte que intentamos ahorrar, sobre todo, utilizando el coche con menos frecuencia (+10 puntos), eliminando las vacaciones anuales (+9 puntos) y comprando marcas de alimentos más baratas (+3 puntos), entre otras medidas. Además, un tercio de los encuestados (34%) plantea quedarse sin vacaciones.

Si quieres compartir...