• Actualidad Nacional
  • 16 de Jul, 2012

La venta online de prendas de vestir crece en España

El 5,1% de la facturación que generó el comercio electrónico en el cuatro trimestre del 2011 corresponde a prendas de vestir, lo que supone unos ingresos de 123,4 millones de euros, según se desprende del último informe de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). Un año atrás, en el cuarto trimestre del 2010, la facturación de las prendas de vestir fue de 76,4 millones de euros, un 4,0% del total del comercio electrónico. Las prendas de vestir también mejoraron posición por número de operaciones, ya que pasaron del décimo puesto en el tercer trimestre al octavo en el cuarto. Además, en el 2010, esta rama nunca se situó entre los diez primeros puestos del ranking por número de operaciones.

En términos generales, el comercio electrónico en España estableció un récord de facturación tras ingresar, entre enero y diciembre de 2011, 9.201 millones de euros. Esta cifra es un 25,70% superior a la del 2010 (año en el que se facturaron 7.318 millones de euros) y un 60% superior a la del 2009 (con una facturación de 5.752 millones de euros).

En cuanto al cuarto trimestre del 2011 (octubre – diciembre), la facturación fue de 2.401 millones de euros, lo que supone un crecimiento interanual del 25,7% (coincidente con el de todo el año). Sin embargo, en ese período el crecimiento de la facturación experimentó una leve desaceleración, ya que los ingresos fueron inferiores (un 0,85% menos) que los del trimestre anterior. Este hecho no ocurría desde el primer trimestre del 2009.

SEGMENTACIÓN GEOGRÁFICA DE LAS OPERACIONES

En el cuarto trimestre del 2011, el volumen de facturación de las compras de los españoles a comercios españoles volvió a ser superior a la facturación de compras de españoles a comercios extranjeros, tal y como ocurrió por primer vez en el tercer trimestre, según el informe de la CMT. La facturación dentro de España fue de 1.063 millones euros (el 44,2% del total), mientras que la de los españoles en el exterior fue de 1.043 millones de euros (el 43,4% del total).

A pesar de esto, la balanza comercial española (lo exportado menos lo importado) resultó nuevamente negativa en el cuarto trimestre. Concretamente el déficit alcanzó los 746,4 millones de euros. Esto se debe a que la facturación de las compras desde el exterior a comercios españoles fue de 296,2 millones de euros (el 12,3% del total), muy inferior a lo que los españoles compraron fuera.

Más desfavorable para el comercio español resulta la distribución geográfica por número de operaciones. En este caso, el número de transacciones de españoles que compraron en el exterior representaba el 52,0% del total (con 19,2 millones de operaciones), por lo que superaba al número de operaciones de españoles que compraron en comercios españoles, el 40,6% del total (14,0 millones de operaciones). Además, con 2,7 millones de operaciones, el peso de la exportación fue de un 7,4% del total de transacciones.

Si quieres compartir...